Williams Dávila: Maduro no ha tenido coraje para defender la integridad territorial

 

Durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional de este martes, el presidente de la Comisión mixta para la Defensa de la Soberanía venezolana sobre el territorio Esequibo y su Fachada Atlántica, diputado Williams Dávila, reiteró el rechazo del Poder Legislativo a la judicialización de la controversia sobre el Esequibo, al tiempo que reafirmó la soberanía venezolana sobre la sobre la Isla de Anacoco y la Fachada Atlántica.

Durante su derecho de palabra para abrir el debate sobre el proyecto de acuerdo emanado de la comisión en la que vienen trabajando desde febrero de 2018, dejo ver que la llegada del caso a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) era “la crónica de una muerte anunciada”, ante la inacción del Gobierno Nacional, del cual precisó que no ha demostrado fuerza ni coraje para defender la integridad territorial.

“Nosotros hemos rechazado por completo la judicialización de esta controversia ante la Corte Internacional de Justicia. Se está violando el Acuerdo de Ginebra y es que con interpretaciones del propio presidente de Guayana, pretenden hacer ver que el artículo 4 de este acuerdo, aprobado en 1966, permitía que mediante consentimiento de las partes se podía llegar a la vía judicial. Es completamente falso, el artículo 33 de la Carta de la Naciones Unidas habla del arreglo judicial como uno de los medios pacíficos para resolver la controversia, aquí la interpretación está dada de manera sesgada para confundir lo que es el arreglo judicial con una controversia y así justificar la demanda ante la CIJ”, explicó el legislador.

En tal sentido, Dávila apuntó que ante esta ausencia de Estado, la Asamblea Nacional ha actuado de manera nacionalista, integracionista, pensando en las generaciones futura, y siguiendo el pensamiento democrático, cuando en 1962, Rómulo Betancourt denunció el irrito tratado sucedido en el Tribunal de Arbitraje de Paris, sucedido en 1899. Además recordó que fue durante el gobierno de Raúl Leoni cuando se firmó el Acuerdo de Ginebra, del cual reclacó que sigue vigente.

Por ello, el también miembro de la Comisión Permanente de Política Exterior de la AN reiteró a los poderes del Estado y particularmente a la FAN que el Ejecutivo Nacional mantuvo silencio cómplice, mientras la Exxon  Mobil invirtió en exploración y explotación de petróleo en el territorio en reclamación. Sobre esta materia, recordó que el propio Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa, reconoció que Nicolás Maduro, a través de dos de sus ministros permitió la instalación de transnacional petrolera en el territorio en divergencia, lo que es delito de traición a la patria.

“Hemos llegado a la CIJ porque Maduro no supo prepararse y enfrentar anuncios hechos por el secretario general de las Naciones Unidas, para llevar el caso a la CIJ. Mientras esto sucedía, Guyana seguía avanzando en un plan estratégico que incluye hasta el pago de honorarios profesionales por parte de la Exxon Mobil, mientras que en Venezuela no hubo acción clara ni decidida del régimen madurista que interrumpiera estos actos unilaterales”, enfatizó.

Reiterando que todos los sectores deben empinarse en la defensa de la integridad del territorio, el parlamentario subrayó que la Asamblea Nacional no ha soslayado su responsabilidad, y en tal sentido instó a la plenaria a que se inicie una investigación para determinar las razones de la negligencia e ineficacia que ha demostrado el régimen para ratificar la territorialidad de Venezuela.

Para finalizar sostuvo que la comisión que encabeza se encuentra trabajando en un Proyecto de Ley para la Defensa y Desarrollo para la Fachada Atlántica de Venezuela, sobre lo que explicó que está en fase de exposición de motivos y algunos proyectos de articulados próximo a ser debatido con expertos y asesores en la materia, entre los que nombró a, quienes ya vienen respaldando la gestión de la citada Comisión: Kenneth Ramírez y Eloy Torres, del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (Covri); Carlos Luna, Sadio Garavini, y Gerson Revanales, entre otros.

 

NDP