Venezuela: Salud en crisis

Venezuela: Salud en crisis Foto: Google

 

* Estudiante del noveno semestre de Economía en la FACES-ULA

Barrera A. (2016). La Salud. Recuperado de http://www.abcdelasemana.com/2016/02/27/la-salud/

El sistema de salud público en Venezuela en el pasado destacaba sobre el de otros países porque era un servicio de buena calidad y gratuito, donde gran parte de los medicamentos, equipos y demás suministros eran dados a los pacientes que lo requerían sin ningún costo. En la actualidad, ya no es así. El país se encuentra inmerso en una grave crisis y el sistema de salud representa una parte importante de esta ya que en los últimos años ha desmejorado y empeorado de una forma alarmante, hasta el punto de que muchos pacientes no pueden recibir tratamientos o no pueden someterse a cirugías, porque los hospitales no cuentan con los medicamentos e insumos básicos o los quirófanos no están operativos.

Y es así como se llega al punto de que un hospital puede prestar el servicio pero el paciente debe buscar todos los insumos y medicamentos para que pueda recibir el tratamiento que necesita. Sin embargo, aquí surge otro problema, los medicamentos no se encuentran o si se encuentran son muy costosos y, en un país donde la alta inflación ha afectado a gran parte de la población, es una situación difícil para el paciente y sus familiares porque no es fácil contar con el dinero para poder acceder a un tratamiento que si no es suministrado puede incluso ser causa de muerte.

La salud en Venezuela se convirtió en un grave problema que surge por diferentes motivos, entre los ya mencionados tenemos la escasez o el alto costo de los medicamentos, equipos (tomógrafos, mamógrafos, resonadores, entre otros) y quirófanos que no funcionan, pero también se puede mencionar: el control de precios y las restricciones cambiarias impuestos por el gobierno que no permiten que las farmacias o la industria farmacéutica puedan acceder a importar medicamentos o materia prima, que en muchos casos proviene del exterior para fabricarlos; los laboratorios no funcionan, y la escasez de alimentos también afecta a los hospitales públicos ya que ofrecen al paciente comidas incompletas o simplemente no dan alimentos porque no hay comida en los centros de salud.

Es esencial que Venezuela cuente con un sistema de salud público que permita prestar un servicio eficiente a todas aquellas personas que lo requieran y la responsabilidad recae indudablemente en el gobierno, que tiene el deber de garantizar un eficiente servicio de atención médica y de asegurar que los medicamentos e insumos estén disponibles en los hospitales y también en las farmacias a precios acordes con el salario mínimo porque es inaudito que estén llegando a farmacias medicamentos con precios desorbitantes, tan altos que algunos superan al salario mínimo, lo que hace que las personas que los necesitan tengan que hacer milagros para acceder a ellos. La salud es lo más importante, porque si no la cuidamos correctamente podemos perder la vida. En un país donde las malas políticas del gobierno han generado escasez e inflación,  padecer una enfermedad o requerir el servicio de un hospital se convierte en un calvario para muchos venezolanos; los políticos del país y el gobierno tienen que recapacitar y enfocarse en problemas que ameritan urgentemente de la atención de todos, y la salud debe ser una prioridad.