antalya escort

VENEZUELA MAYDAY MAYDAY MAYDAY

Isaías A. Márquez Díaz

Sin aspavientos ni magnificaciones, Venezuela atraviesa un momento crítico,  jamás visto  en su evolución histórica, como país y Estado nación, bien por bajas de su principal fuente de ingresos fiscales, factores exógenos, contrabando de extracción y hasta por fuga de talentos, o  bien por las políticas descabelladas y erráticas de sus líderes y gobernantes.

Nos hallamos en crisis humanitaria que el gobierno del presidente Maduro pretende obviar, soslayar e ignorar, mientras las tensiones se represan  y se manifiestan mediante diversos signos, tales como: cierre de vías, saqueos y comentarios argumentados.

Entre otras situaciones resaltan: incremento de la malnutrición  en un  45 % durante 2016;

Irregularidades en el acceso a los alimentos, medicinas y servicios medico asistenciales.

Con una tasa de  91,8 homicidios/100000 hab, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) considera que vivimos una epidemia de violencia.

Ante ola de saqueos y violencia se prevé “paramilitarización”, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), lo cual nos ubica como país líder en primitivismo judicial.

 

Según la UNICEF poseemos una tasa de mortalidad infantil del 30,1 % y maternal del 65,79 %, índices que se ratifican según el boletín epidemiológico del MPPS.

En consecuencia,  la solución debería surgir,  de las autoridades competentes, pero por su torpeza, se requiere, urgentemente, injerencia de la ONU u otro organismo internacional, ya que los interesados por la recuperación del país somos todos y cada uno de los venezolanos – hoy diáspora venezolana- nacidos y criados con los valores autóctonos de todo hijo de esta patria, dondequiera se halle.

Las soluciones, sin demagogias políticas ni mesianismos, estarían  a manos nuestras, decidiéndonos por la ayuda o auxilio humanitario. Y, damos al traste con este achicharradero.

isaimar@gmail.com