Urosa Savino presenta su renuncia al papa Francisco

Foto: Archivo
Agencias / Maracaibo / eborjes@laverdad.com
Los obispos diocesano al cumplir 75 años deben poner su cargo a la orden ante el papa Francisco, en esta oportunidad le tocó al Arzobispo de Caracas, Jorge Liberato Urosa Savino. Se espera que antes que culmine el año se designe a la persona que tomará su lugar

Al llegar a los 75 años, los Obispos deben presentar su renuncia ante el sumo pontífice, el papa Francisco, en esta oportunidad le tocó al arzobispo de Caracas, Jorge Liberato Urosa Savino. De conformidad con el canon 401.1 del Código de Derecho Canónico, que indica que “al Obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

En el reglamento no se determina un plazo para que el Papa designe a un sucesor. Según conocedores del mundo eclesiástico, esto se realizará antes de culminar el año.

Urosa Savino, nació en la capital de Venezuela el 28 de agosto 1942, hijo de Luis Manuel Urosa Joud y Ligia de Urosa Savino del Castillo. Después de haber completado sus estudios primarios y secundarios en el colegio “La Salle” de Tienda Honda, Caracas (1948-1959), asistió por un período de tres años, al Seminario de Caracas, donde estudió filosofía (1959-1962), así lo reseño en su página web infovaticana.

En el Seminario de San Agustín, en Toronto, Canadá, (1962-1965) estudió teología. Se trasladó a Roma, donde completó sus estudios en la Pontificia Universidad Gregoriana (1965-1971), donde se graduó (1967) y Doctoró en Teología, en 1971.

De Benedicto XVI fue creado y proclamado cardenal en el consistorio del 24 de marzo de 2006, con el título de Santa Maria ai Monti. En la Curia es miembro de la Congregación para el Clero, del Consejo Pontificio de la Cultura, de la Pontificia Comisión para América Latina y del Consejo de Cardenales para el Estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede.

A principios del mes de agosto, Urosa Savino cumplió sus 50 años de la vida sacerdotal. Una misa solemne fue celebrada en la Catedral de Valencia en homenaje al cardenal.