Una Ventana a la Libertad cumple 20 años de lucha por los presos de Venezuela

 

 

 

Inspirados en la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1997, nace Una Ventana a la Libertad. Este año cumple 20años de creada la primera organización no gubernamental venezolana que se estableció en el país para trabajar de manera exclusiva en la defensa, investigación y promoción de los derechos humanos de las personas que se encuentran privadas de libertad.

Una Ventana a la Libertad se gesta en un momento en que la opinión pública venezolana vivía consternación por la violación continua de los derechos más elementales de los reclusos, por hacinamiento, indolencia e intereses oscuros, producto de la falta de una política penitenciaria coherente. El 9 de febrero de 1996, el papa Juan Pablo II, en su visita a Caracas, reclamó para los presos: “Condiciones de vida más acorde con la dignidad humana” y “que se favorezca la reeducación y formación de los detenidos”.

En el mes de octubre de ese mismo año, la violencia penitenciaria volvió a sonar sus alarmas con la masacre de La Planta, donde murieron 27 internos calcinados a mano de sus custodios. En 1996, los defectos del sistema penitenciario venezolano atrajeron la atención internacional. Delegaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, del Parlamento Europeo, Human Rights Watch y Amnistía Internacional visitaron Venezuela e instaron al Ejecutivo a que instituyera reformas. Todo ello llevó al gobierno, presidido por Rafael Caldera, a hacer implosión, en marzo de 1997, del Retén de Catia, símbolo del deficiente sistema penitenciario de finales del siglo XX venezolano, con el propósito, al menos se creía en ese momento, de darle inicio a un proceso de humanización de los recintos carcelarios.

El equipo impulsor de UVAL estuvo integrado por Carlos Nieto P., Carol Carrero, Aída Martínez, Livia Montes, el padre Roberto Martialay S.J, entre muchos otros grandes amigos. Ese 10 de diciembre de 1997 por consenso más de 30 organizaciones asignaron a Carlos Alberto Palma como el Coordinador General de la naciente Organización. Con el apoyo y la asesoría constante del padre del penitenciarismo venezolano Elio Gómez Grillo, y motivados por la urgente necesidad de presionar para acelerar el proceso de reforma en los centros penitenciarios el equipo de voluntarios de UVL motorizó foros, talleres dentro y fuera de las cárceles del país, que ofrecieran estrategias y propuestas innovadoras para la transformación de los recintos penitenciarios.

Una Ventana a la Libertad se engendró con la convocatoria a pensar en la reforma judicial que deseábamos para que se viera reflejada dentro de los recintos carcelarios, en Jornadas de reflexión y Compromiso tituladas ¿Hacia dónde van nuestras cárceles?. Esos encuentros los realizábamos en el Parque del Oeste, en sus mesas de concreto, con fotocopias donadas. Allí tanto a los grandes y reconocidos intelectuales, funcionarios públicos como a cualquier ex recluso o estudiante universitario se le pedía que llevara su bolígrafo y su hoja de papel.

A lo largo de estos 20 años en UVL hemos trabajado en la formación de reclusos y familiares de privados de libertad, en torno al tema de los derechos de los privados de libertad. En 1998 UVL  realiza su primer proyecto de capacitación en Derechos Humanos, Beneficios Procesales y Fórmulas alternativas de Cumplimiento de Condenas a internos en las seis cárceles del estado Miranda.

UVL forma parte del equipo redactor de la Agenda Nacional por los derechos Humanos que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Fue miembro de la Alianza Social por la Justicia, e integró el equipo redactor del Ante Proyecto de Ley sobre el Nuevo Cuerpo de Seguridad penitenciaria que realizó la Comisión de Política Interior de la Cámara de Diputados del Congreso de la república en el año 1998.

1999 Forma parte del nacimiento de la Red Andina de Organizaciones No Gubernamentales que trabaja en  cárceles y que fue constituida del 19 al 21 de enero en quito- Ecuador. Ese año también realiza las II Jornadas de Reflexión y Compromiso ¿Hacia dónde van nuestras cárceles? Participan 40 organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Una de las conclusiones del evento fue dar inicio al proceso de Reforma penitenciaria  a raíz del proceso Constituyente. Así acompañó al Dr. Elio Gómez Grillo, en la Comisión de Administración de Justicia de la Asamblea Nacional Constituyente, en la elaboración del Artículo 272 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que fue aprobada en 1999, donde se establece cómo debe ser el nuevo sistema penitenciario venezolano.

En el año 2000 representa a Venezuela en el I Congreso Internacional Sistema penal, Política Penitenciaria y  Sistema penitenciario efectuado en Lima- Perú; en 2001 UVL participa en la creación de un Pla Nacional de Reforma Penitenciaria.  También fijó las bases para la elaboración  del Código Penitenciario; En 2002 participa en la Conferencia Latinoamericana sobre Reforma Penal y Alternativas de Prisión, donde forma parte de la delegación que constituyó la Red latinoamericana de reforma penal, de la cual formamos parte. En 2003 realiza cursos  de formación en derechos humanos  a voluntarios penitenciarios y logra que la Facultad de Derecho de la UCV y la UCAB introduzcan  la materia “Cárceles y Derechos Humanos”, como seminario optativo en ambas universidades.

Desde su nacimiento, ante instancias nacionales como la Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo, UVL ha defendido la violación de derechos de los privados de libertad en Venezuela. A partir de 2005 la entrada de voluntarios a las cárceles venezolanas se convierte en una misión imposible para las ONG de derechos humanos. La opacidad en el manejo de la información en el sector y la falta de diálogo con las instancias gubernamentales, violadoras de derechos humanos, impulsa el proceso de aprendizaje, documentación y denuncia ante organismos internacionales. Desde 2005, Una Ventana a la Libertad ha acudido a instancias internacionales como La Comisión y Corte Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos OEA, y el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas ONU para denunciar la situación de violación de Derechos Humanos en las cárceles venezolanas. Algunos de los casos denunciados han sido La Masacre de la cárcel de Uribana (2013) y el Envenenamiento de Reclusos en la Cárcel de Uribana (2014).

En materia de formación ciudadana, del 2008 hasta el 2015, UVL motorizó el proyecto Derechos Humanos en tiempos de crisis. Más de 10.000 venezolanos  han actuado como multiplicadores para la exigencia de sus derechos en todos los estados del país.

En el año 2009, el Coordinador de “Una Ventana a la Libertad”, Carlos Nieto Palma, fue galardonado con la Orden “Luis María Olaso” del Cabildo Metropolitano de Caracas por su invaluable labor diaria en la lucha y trabajo por la defensa, promoción y divulgación de los derechos humanos. En 2014 recibió el Premio de Derechos Humanos 2013 del Centro para la Paz y los Derechos Humanos “Padre Luis María Olaso” de la Universidad Central de Venezuela y la Embajada de Canadá en Venezuela.

Desde 2016- Una Ventana a la Libertad, abre una nueva etapa dirigida a la documentación de casos y aporte de investigaciones. Inicia el proyecto de investigación “Monitoreo a la Situación de los Centros de Detención Preventiva en Venezuela” la Gran Caracas y los estados Miranda, Vargas, Carabobo, Lara, Monagas, Táchira, Zulia Apure, Bolívar, Mérida, Nueva Esparta. Durante este lapso ha aportado documentos  de significativo valor académico que pueden ser  revisados a través de www.unaventanaalalibertad.org. Sus denuncias han sido reseñadas por organismos de derechos humanos  tanto nacionales como internacionales.

En el marco del 165° período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que se celebró en Montevideo, Uruguay, el Coordinador de Una Ventana a la Libertad, Dr. Carlos Nieto Palma, presentó en la audiencia convocada para discutir sobre violencia, seguridad ciudadana y libertad de expresión en Venezuela, la grave situación de deterioro y violación constante a los derechos humanos que se vive en los recintos carcelarios venezolanos, de manera especial en los calabozos policiales. Allí denunció el grave hacinamiento que se vive en los recintos carcelarios de Venezuela que supera el 350 %, además de los graves problemas de desnutrición y proliferación de enfermedades infecciosas como la tuberculosis en estos sitios de reclusión.

Una Ventana a la Libertad, desde sus inicios, ha permanecido atenta al acontecer del Sistema Penitenciario Venezolano y ha dado a conocer públicamente los criterios sobre su funcionalidad. A través de conversatorios, conferencias, foros, participación en los medios de comunicación social y uso de las redes sociales, UVL ha contribuido a mantener informada a la colectividad sobre la situación de los privados de libertad.

El diseño del rumbo a seguir para comprometer y poner a reflexionar a internos, familiares, voluntarios, especialistas en la materia, organizaciones no gubernamentales y gubernamentales, instancias internacionales, medios de comunicación y organizaciones de cooperación internacional sobre cómo participar en la transformación penitenciaria venezolana ha constituido a lo largo de sus dos décadas el foco de atención de la organización.

La compasión y la misericordia por quienes sufren, merecido o no, el tormento de un encierro tortuoso ha movilizado nuestro espíritu, la energía de vida invertida en estos aleccionadores 20 años. Esperamos que en algún momento nuestro sueño de contar con un gran sistema penitenciario en el que se respete la dignidad humana y los derechos de los privados de libertad se haga realidad…

 

Prensa UVL