Trujillano se hacía pasar por sacerdote en Quito

Andrea Briceño

MéridaDigital

Por medio de las redes sociales se hizo público un documento del Arzobispado de Quito, en Ecuador, donde daban la penosa noticia de que un joven venezolano, específicamente trujillano se había hecho pasar por un sacerdote, ejerciendo el ministerio de forma ilegal, sin ningún tipo de preparación, este documento está firmado por el abogado del país abogado Gabriel Travez.

El documento dice que se trata del ciudadano Fabricio Javier Pineda González, el joven venezolano, del municipio San Rafael de Carvajal, perteneciente al estado Trujillo estaba realizando labores eclesiásticas en una parroquia de la ciudad de Quito, fue descubierto por una investigación realizada por la Arquidiócesis de Punto Fijo, dirigida por el Monseñor Alfredo Cabezas, determinando que el joven no tenía ninguna orden de ordenación.

De este modo informaron a toda la población de Quito, para que no fueran engañados por esta persona que había faltado el respeto de la labor sacerdotal y a la misma Iglesia Católica.

Fabricio se dedicaba en Venezuela a la fotografía, trabajó como reportero gráfico para la Alcaldía del municipio San Rafael de Carvajal en el gobierno de Carlos Montilla. Se conoció que el usurpador habría emprendido el viaje a Ecuador a  finales del año pasado.

El trujillano tenía los beneficios del oficio, su posición en la comunidad, resguardo, techo, trato preferencial, paga, los tres cestos de las tres misas que dictaba a diario y un sin fin de muestras de afecto de su engañada congregación.

Con el documento hacen constar del delito moral y hacen un llamado de atención a los venezolanos en el exterior para representar su nacionalidad con respeto.