Tromerca  responsable del deterioro del Polideportivo “Luís Ghersi Govea”

Con pintura de mala calidad y sin siquiera hacerle las rayas de las canchas, así dejó Tromerca canchas del Ghersi
Las pequeñas gradas que construyeron, no pueden usarse, no hay como sentarse
Los baños, al fondo, debieron ser terminados por la administración del Polideportivo
Así, con las cercas “remendadas” con láminas de zinc y las áreas verdes desastrosas, dejaron el Polideportivo

 

Nunca terminó los trabajos de remodelación

El Polideportivo “·Luís Ghersi Govea”, que hasta hace cuatro años era una instalación deportiva siempre repleta de gente haciendo ejercicios, hoy en día es un desolado solar con canchas inconclusas y abandonadas, gracias al incumplimiento de la palabra empeñada por Tromerca y sus directivos.

Este complejo que administra la Universidad de Los Andes desde su creación, (Fue inaugurado el 24-11-1983), originalmente contaba con una Extenda cancha de fútbol sala, 3 de baloncesto, 3 de voleibol, cuatro de tenis y un campo para fútbol menor, además de un local cerrado para la práctica de Karate Do y una bonita caminería de grama para caminar y trotar que circundaba toda la instalación.

Pero hoy en día se muestra desolado, después que Tromerca lo mutiló para alargar la ruta del Trolebús, prometiendo “villas y castillas” a la ULA, y acabó con la vida de este polideportivo, ya que hasta el día de hoy no ha hecho entrega oficial de lo que “remodeló” y dejó a medio terminar.

Sin entrar en detalles, y solo con una visita a la instalación, vemos que las empresas contratadas por Tromerca para remodelar este complejo, dejaron las canchas de baloncesto y fútbol sala inconclusas, una pequeña tribuna sin asientos, las canchas de tenis muy mal pintadas y una de ellas recortada, además de no terminar de reparar las cercas, ni las áreas verdes y menos los vestuarios y baños, que debieron ser terminados por la administración del Polideportivo.

Varias escuelas deportivas funcionaban en estas canchas antes del desastre producido por Tromerca y esto generaba recursos para la autogestión, pero hoy en día solo hay escuelas de tenis y fútbol menor activas con muy pocos inscritos, lo que produce apenas el 20 por ciento del dinero que entraba antes de ser remodelado.

Por si fuera poco, la Avenida Don Tulio es otra muestra de la incompetencia de Tromerca y sus autoridades, con iluminación casi nula, sucio y monte por doquier, bocas de visita sin sus tapas, y entradas que debieron ser remodeladas, dejadas a medio camino, como las de la FCU y la Cancha Techada, recordando además que sus representantes se comprometieron a terminar las tres canchas de tenis que están detrás de la FCU, y después de más de dos años no han hecho nada.

El llamado es a las autoridades de Tromerca, y sobretodo al actual alcalde de Campo Elías, Simón Pablo Figueroa, pues bajo su administración (cuando era presidente de Tromerca) debieron haberse terminado todos estos trabajos de remodelación, contrató a empresas para recuperar el “Luís Ghersi Govea” y no supervisó estos trabajos.

Tromerca debe terminar los trabajos en el Polideportivo “Luís Ghersi Govea”, y devolverle la vida a esta instalación deportiva con 35 años y que hoy en día está desolada.

Texto y fotos Ricardo Cabrera, CNP 3.560