Todo lo que necesitas saber sobre la inteligencia emocional

 

Edith Gomez

¿A veces sientes que nada funciona en tu vida? ¿Que alguien más te controla? ¿Qué no eres dueño de ti mismo? Puedes echarle un vistazo a este artículo sobre 4 razones válidas para no rendirte cuando sientes que todo va mal en Gananci. Sin embargo, es posible que la principal razón de eso sea que no te has dedicado a desarrollar tu inteligencia emocional.

Este término, “inteligencia emocional”, parece que ha estado en boca de todos en los últimos años. Sin embargo, ¿realmente se está empleando de forma correcta? ¿Qué significa en verdad? Sigue leyendo esta guía completa que he preparado para ti para que conozcas todo lo relacionado a la inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Consiste en poder conocer, comprender y tratar las emociones de manera idónea, de forma que haga más fáciles las relaciones con tus compañeros y seres queridos, alcanzar metas y sueños, controlar el estrés o vencer las diferentes dificultades del día a día.

En cada situación por la que pases, las emociones estarán siempre presentes, tanto las positivas como las negativas, y tú tienes el poder de decidir si serán tus aliadas o tus enemigas.

¿Cuál es el origen de este término?

Muchos psicólogos a lo largo de la historia han estado haciendo alusiones a este término sin lograr darle una definición específica. Sin embargo, quien le dio verdadera forma y le dio el reconocimiento que tiene hoy en día fue Daniel Goleman, quien escribió un libro que lleva por título Inteligencia Emocional, a mediados de la década de los ’90.

¿Cómo ayuda la inteligencia emocional en la vida diaria?

Gozar de alta inteligencia emocional no es lo mismo que estar siempre feliz y en paz. Obviamente, no se puede evitar tener emociones negativas como tristeza, dolor o frustración, pero sí se puede aprender a manejarlas mucho mejor, a manejar nuestras reacciones hacia ellas, y esto es precisamente lo que se logra con la inteligencia emocional.

Otro beneficio es saber identificar las emociones que estás sintiendo en el momento, así como identificarlas en otras personas, lo cual viene de mucha ayuda para saber cómo actuar tanto tú mismo como con los que te rodean, y esto te traerá muchos beneficios en el trabajo, en la escuela, con tu familia y en tu vida en general.

¿Cuáles son las características de la inteligencia emocional?

  • Habilidad para motivarte a ti mismo
  • Persistir en alcanzar tus objetivos sin que te importen los posibles obstáculos
  • Manejar tus respuestas impulsivas
  • Aplazar las recompensas
  • Moderar tus propios cambios de humor
  • Impedir que la angustia obstaculice tus actividades diarias
  • Capacidad de tener confianza en tus seres queridos y de empatizar con ellos

¿Por qué es tan importante la inteligencia emocional en nuestras vidas?

  • Contribuye a lograr tus metas en todo aquel aspecto de tu vida que involucre a las relaciones interpersonales, además de que las impulsa y hace que sean mejores.
  • Beneficia mucho a tu salud tanto física como mental, pues disminuye tanto el estrés como la ansiedad o, en caso de que aparezcan, puedes ser capaz de manejarlas mucho mejor y evitar que, de hecho, interfieran en tu vida. Al manejar mejor tus emociones, puedes evitar que te afecten mucho las negativas y disfrutar aún más las positivas, además de que tendrás pocos cambios drásticos de humor y, en general, mejorará tu salud mental.
  • Estimula las relaciones interpersonales, pues puedes llegar a ser capaz de expresar tus sentimientos con mayor control y de percibir las emociones de los demás, así como entenderlas. Esto, por supuesto, facilita la comunicación y permite las relaciones más auténticas en todos los aspectos de tu vida.

¿Cómo se puede mejorar la inteligencia emocional?

Este no es un proceso que puedes realizar de un día para otro. Debes tener en cuenta que es largo y requiere de mucho autocontrol y reflexión, pero créeme que vale la pena si quieres optimizar tus relaciones interpersonales y tomar las riendas de tu vida de una vez por todas. Para esto, no hay nada más importante que conocerte a ti mismo, tus emociones, tus sentimientos y tus reacciones.

¿Cómo conectarse con tu voz interior?

  • Presta atención a tus emociones durante el día o en situaciones específicas. Con tantas cosas que suceden en nuestra vida cada día es normal que dejemos los sentimientos en último lugar. Sin embargo, conocer nuestras reacciones a determinados acontecimientos ayuda mucho a conocernos a nosotros mismos y predecir nuestros impulsos en un futuro. Por ejemplo, fíjate cómo te sientes cuando ves a alguien que te atrae, o cuando vas a hablar en público, o en cualquier otro momento.
  • Observa tu cuerpo. No pases por alto todo lo que tu cuerpo está gritando, pues es una manifestación directa de tu mente. Puedes identificar sensaciones mediante tu cuerpo y viceversa. Por ejemplo, sudoración en las manos, temblor, titubeos, mariposas o nudos en el estómago, aceleraciones en el pulso, vuelcos en el corazón… Todas esas señales las envía tu mente para tratar de comunicarte algo, así que no las acalles.
  • Date cuenta de cómo se relacionan tus emociones y tus reacciones. Conocerte a ti mismo es primordial para desarrollar tu inteligencia emocional. Debes reflexionar sobre tus reacciones, por qué lo haces y para qué, así te irás formando el patrón y te ayudará a manejarte mejor en futuras ocasiones. Diferentes emociones causan diferentes comportamientos, y tu trabajo es averiguar cuáles son estos.
  • No niegues tus emociones, ni las juzgues. Muchas veces podemos llegar a ser demasiado duros con nosotros mismos, esperando cosas que no podemos darnos o queriendo ser como creemos que debemos ser. Por ejemplo, llorar en una película, o sentir nervios frente a alguien que te gusta. No reprimas nada de eso, pues te estás privando de la oportunidad de conocerte un poco más a fondo a ti mismo. Cada emoción es válida para saber más de ti y, por consiguiente, tendrás más herramientas para manejar tus sentimientos y acciones.
  • Aprende a ver patrones en tu comportamiento. Una vez que hayas empezado a reconocer emociones, a relacionarlas y a dejarlas salir, identifica en qué situación se presenta cada una, cada cuánto la sientes y cuál ha sido el contexto. Puedes comparar experiencias similares para saber cómo enfrentarlas en otra ocasión. No está de más tener una agenda donde anotes tus emociones, o un sencillo gráfico.
  • Intenta decidir sobre tus reacciones. Las emociones están ahí y no las puedes borrar, pero definitivamente puedes tener el control sobre tu comportamiento. Luego de analizar tus emociones y sus respuestas, piensa si quisieras reaccionar de otra manera. Al principio quizás lo olvides o te paralices, pero con el tiempo empezarás a hacer un hábito la respuesta que quieres dar, y ya no se sentirá como si fuera otra persona quien decide sobre ti.

Como te puedes haber dado cuenta, la inteligencia emocional cumple un papel muy importante en alcanzar el éxito en tu vida. Si combinas esto con otras lecciones de Gananci como siempre saber lo que quieres, no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy y dejar el perfeccionismo de lado, te aseguro que en menos tiempo del que piensas, verás tus sueños cumplidos.