Su familia se negó a pagar el rescate y lo encontraron muerto en El Vigía

(Foto: @RcamachoVzla)

 

Luego de que unos delincuentes secuestraron, el pasado jueves a las 7.30 de la mañana, a Ángel Alberto Molina, de 49 años, comerciante y productor agropecuario, en El Vigía, estado Mérida; su cadáver apareció tendido en una zona enmontada del sector María de la Rosario del municipio Sucre, al sur del Lago de Maracaibo, reseña

La Verdad.

Los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica presumen que sus familiares se negaron a pagarle a la banda delictiva para que lo liberaran y por eso lo mataron.

Las investigaciones realizadas por los sabuesos rindieron frutos, el pasado viernes en horas de la noche, hallaron el cuerpo sin vida del ganadero, en la Quebrada Caño Negro, no presentaba heridas provocadas por armas de fuego ni punzo penetrantes, aseguró un informante.

Durante el operativo desplegado por los organismos policiales, recuperaron la camioneta y detuvieron a seis implicados en el hecho, quienes serán imputados por el delito de secuestro, robo de vehículo y extorsión.