¿Son los tokens un buen incentivo para invertir?

Edith Gomez

Cuando se piensa en lo que hace a algunos productos, servicios, franquicias, empresas o proyectos exitosos, y lo que hace a las personas querer invertir su dinero en estas cosas, no siempre la respuesta resulta tan evidente.

En especial cuando el producto o servicio en cuestión es bastante inusual, y no se habría esperado que tuviera el éxito que ha tenido, o que generase las ventas que ha generado, y por lo tanto haber hecho tanto dinero.

Lo principal para determinar lo que hace que una persona invierta dinero en algo, es que lo que la compra o adquisición de esto le genere al cliente en términos de gratificación, placer, o incluso la posibilidad de multiplicar su inversión.

Cuando se trata de comida o entretenimiento, la recompensa por la compra será gratificación, pero por lo general, más personas resultarán interesadas en invertir su dinero cuando existe la posibilidad de multiplicar lo que han invertido.

De esta forma se puede interpretar la razón del éxito de tantas ICOs, habiendo algunas obtenido millones de dólares en tan solo sus primeros minutos de haberse iniciado, lo cual puede resultar sorprendente o absurdo para muchas personas.

Pero, ¿realmente se ofrece la posibilidad de multiplicar la inversión en las ICOs? La respuesta a esto es muy relativa, pues estará sujeta a factores como el proyecto financiado, el éxito de este o el uso de los tokens ofrecidos.

El sistema de incentivos de las ICOs

Para que una ICO sea diferenciada de una campaña de crowdfunding tradicional, se necesitará ofrecer y distribuir tokens, una especie de criptomonedas que funciona más como una especie de cupones que son dados a las personas que dan dinero a la ICO.

Sin embargo, estos tokens no funcionan de la misma manera que otras criptomonedas populares como Bitcoin, Ether o Dash; pues entre otras cosas, un número limitado de ellos es creado para la oferta inicial.

Además de esto, muchas de las ICOs ofrecen un tipo de token conocido como token de utilidad o app token, que solo será útil en el contexto del proyecto financiado, para pagar productos o servicios relativos a este.

Probablemente esto no suena muy atractivo para muchas personas, pero siguen existiendo gran cantidad de ICOs recaudando millones, incluso si token distribuido es de utilidad.

Es importante entender que el valor de algo, incluyendo una moneda, no dependerá de cuando una persona diga o considere que debe valer, sino que el deseo o la necesidad de las personas de adquirir o utilizar esto, y de su aceptación, será lo que realmente hará que algo pueda considerarse valioso, especialmente del lado económico.

Los tokens como inversión

En una ICO, los tokens distribuidos siempre pueden ser vistos como una inversión, pues en el caso de los tokens de utilidad, las personas que han invertido en la oferta inicial, los obtendrán más económicos que las demás personas.

Esto es percibido como una inversión, solo si la persona se encuentra realmente interesada en el proyecto financiado, y se ve a sí misma/o gastando dinero en este una vez que haya sido lanzado.

Pero no todo el mundo está tan interesado en recibir los tokens para usarlos en el contexto del proyecto, sino que ven en estos una oportunidad de que el proyecto crezca, y por lo tanto el valor de sus tokens crezca.

Esta no es necesariamente una idea absurda o alocada, porque el valor de las criptomonedas se basa en el mismo factor. El valor de un Bitcoin en 2009 era sumamente bajo, pero en la actualidad, su valor ha sido incluso de más de $10000.

También existe el caso de Ethereum, y de su criptomoneda el Ether. Ethereum es una plataforma de Blockchain en la que actualmente se basan la mayoría de ICOs, y que fue financiado mediante una ICO, de las primeras ofertas iniciales realizadas.

Las personas que invirtieron en esta ICO recibieron Ether, que es actualmente una de las criptomonedas más valiosas junto con Bitcoin. Y la plataforma de Ethereum, una de las más populares y modernas en cuanto a Blockchain.

Pero este es el caso de un token (aunque es una criptomoneda) de propósito general, como el Bitcoin, y que surgió en una fase en la que las criptomonedas no habían alcanzado su mayor popularidad.

Por esta razón, a la hora de invertir en una ICO, es mejor verlo como una forma de ayudar emprendedores a crear soluciones innovadores utilizando la aún joven tecnología de Blockchain. Y en el caso de querer multiplicar la inversión, nunca invertir dinero que no puedas gastar.