Resoluciones del Consejo Superior de la APULA del miércoles 23 de mayo de 2018

 

LEO LEÓN

 

Este miércoles 23 se llevó a cabo el Consejo Superior Extraordinario de la APULA convocado por la Junta Directiva de la Asociación. Se contó con la presencia de la Presidenta de la FAPUV, Prof. Lourdes Ramírez de Viloria, del Prof. Héctor Moreno, Secretario de la APUCV y del Abg. Dionis Dávila, Secretario General del SIPRULA.

Hubo una nutrida participación de los miembros de las directivas seccionales y profesores de las distintas facultades, al igual que representantes del personal ATO.
Las intervenciones centrales estuvieron a cargo del Presidente de la APULA, Prof. Virgilio Castillo, y de la Presidente de la FAPUV, quienes destacaron que el problema de las universidades radica en que el gobierno nacional está empeñado en destruirlas y tener control del sistema de educación superior en Venezuela. Ratificaron que la situación de la ULA es crítica y que es una realidad a la que no escapa ninguna universidad en el país. De igual forma dejaron claro que no es un problema meramente salarial sino de la destrucción de la función docente y su poder adquisitivo.
Las actuales condiciones del país, limitan la posibilidad de cumplir a cabalidad con el mandato que se le ha encomendado a las universidades desde su creación, siendo el reflejo de un país en ruinas.
Se hace necesaria la participación de todos los universitarios y el reconocimiento de la raíz del problema, por lo que el diálogo entre las partes sea productivo y continuo, para garantizar resultados efectivos.
1- Declarar el Consejo Superior de la APULA en Sesión Permanente para poder evaluar y monitorear los resultados de las decisiones.
2- Ratificar la declaratoria de que no existen condiciones para desempeñar nuestras funciones y elevar la propuesta a la Junta Directiva de la FAPUV para que se discuta en el seno de cada Asociación y pueda ser asumida por FAPUV.
3- Realizar una consulta a la base profesoral sobre si están dadas las condiciones socioeconómicas para poder cumplir con sus responsabilidades y sobre si están dadas las condiciones institucionales para cumplir con sus actividades. Proponer a FAPUV para que sea una consulta nacional.
4- Proponer al Consejo Universitario de la ULA la realización de una sesión del CU para tratar exclusivamente el tema del colapso nacional e institucional. Proponer a la FAPUV que se realicen actividades similares en todas las asociaciones.
5- Realizar Juntas Directivas Seccionales ampliadas o reuniones de trabajo en cada facultad, con la finalidad de evaluar las situaciones particulares de cada escuela, departamento o cátedra y proponer acciones. Proponer a la FAPUV que se realicen actividades similares en todas las asociaciones.
6- Solicitar a las autoridades universitarias fijar una posición institucional ante la crisis. Elevar la propuesta a FAPUV para que cada Asociación realice solicitud similar a las autoridades de cada universidad.
7- Promover una unión con gremios y asociaciones de las universidades nacionales, persiguiendo a su vez la búsqueda de apoyos de otras organizaciones gremiales, sindicales y de la sociedad civil.
8- Convocar una concentración para el jueves 24 de mayo en el Rectorado de la Universidad de Los Andes a partir de las 9:00am para acompañar a los dirigentes gremiales que participarán en el CU.
9- Proponer al CU que una vez al mes se realice una sesión del Consejo en alguna facultad, para poder plantear las situaciones particulares.
10- Promover acciones de calle todas las semanas donde se pueda poner en evidencia la crisis de cada dependencia y las razones por las cuales no estamos en capacidad de cumplir con nuestras funciones.
11- Solicitar una reunión con las Juntas Directivas de CAPROF y FONPRULA para evaluar la posibilidad de dar créditos o préstamos a los agremiados que les permitan sobrellevar la crisis.
12- Solicitar una reunión con los representantes diplomáticos de la ciudad para presentar la crítica situación de la universidad y que puedan servir de portavoces a sus respectivos gobiernos. Elevar esta propuesta a FAPUV para que cada asociación la lleve a cabo en sus respectivas ciudades.
13- Declarar “persona non grata” a cualquier funcionario que atente en el ejercicio de sus funciones contra la universidad y sus trabajadores, recogiendo firmas que apoyen tal solicitud.
14- Promover la unión de los gremios y sindicatos de las universidades e instituciones de educación superior públicos y privados con la finalidad de hacer una declaratoria nacional del “Colapso educativo en Venezuela”
15- Solicitar a las autoridades una reunión con las directivas de los gremios de la ULA, a la que asistan los decanos, directores de dependencias y representantes al CU, donde se discuta la situación de la universidad y se lleguen a acuerdos propiciando la unión.
16- Proponer a FAPUV la elaboración de un documento donde se dé a conocer la realidad de la universidad venezolana y las causas del colapso, para darlo a conocer nacional e internacionalmente.