Ramón Guevara destacó el rol de la Iglesia Católica en la actual crisis política, social y económica

 

 

En el marco del ordenamiento del nuevo Obispo Auxiliar de Mérida, el candidato de la Unidad dijo que el “Padre Kike” es de esos guías espirituales que necesita este pueblo en esta crisis

 

Como un hecho de alegría, esperanza, consolidación de la fe y un reconocimiento a la Iglesia Católica venezolana, catalogó Ramón Guevara, candidato a la gobernación de Mérida por la Unidad, el acto de ordenación como Obispo Auxiliar a Luis Enrique Rojas, conocido por la feligresía como el “Padre Kike”, dicho evento, fue llevado adelante por el Cardenal, Baltasar Porras, “el “Padre Kike” es de esos guías que necesitan los pueblos, que vienen del mismo y que padece junto su gente las penurias que hoy sufren los venezolanos, pero que al mismo tiempo goza de estos momentos de anhelo, como el de tener un nuevo Obispo”, dijo.

Guevara reconoció la gran labor que ha hecho la Iglesia Católica respecto a la grave crisis social, política y económica que padecen los venezolanos, “nuestros padres, nuestro Cardenal, toda nuestra Iglesia, son la guía espiritual de todo un país para que no perdamos el rumbo y logremos conseguir soluciones a la actual crisis humanitaria, son estos momentos los que permiten reafirmar que instituciones como la Iglesia hay que quererlas, mantenerlas y hacerlas más sólidas”, recalcó.

“Son estos hombres quienes han querido que la fe en Venezuela no se pierda y quienes han hecho todo lo posible en esta lucha porque nuestro país vuelva a ser libre, próspero y agradecido con Dios, el “Padre Kike” aparte de ser un luchador espiritual, es un luchador social, quien es un merideño que hoy reafirma toda esa labor de estar junto a los más débiles, en los momentos de reflexión, consolación y ayuda que cada ciudadano, hoy hundido en la desesperanza, la pobreza y el miedo, necesitan día a día, a Dios gracias por nuestro nuevo Obispo”, recalcó.

Prensa CC-Unidad