Parolin pidió más presión internacional

Foto: ARCHIVO
Por AGENCIAS CIUDAD DEL VATICANO

La Santa sede está preocupada por la crisis que vive Venezuela y considera que la presión de la comunidad internacional podría ser la solución, dijo el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, en un encuentro improvisado con periodistas presentes en el Coloquio Internacional sobre Migración, realizado recientemente entre el gobierno de México y la Santa Sede en la Casina Pio IV de Ciudad del Vaticano.

En su intervención alertó al mundo sobre la necesidad de reforzar la cooperación para ayudar a solucionar la crisis. “Esto preocupa mucho a la Santa Sede y hay que dar pasos en este sentido”, expresó.

Al ser consultado acerca de qué podría hacer la comunidad internacional respondió: “Creo que se debe presionar para poder llegar a una solución a favor de la gente de Venezuela”.

En la inauguración del encuentro, el prelado reiteró que toda persona tiene el derecho de emigrar, pero también tiene derecho de “permanecer en el propio país en condiciones de seguridad y dignidad”.

Parolin, que fue nuncio en Venezuela, aprovechó para enviar un mensaje de cercanía y esperanza a los venezolanos: “Un saludo, sobre todo en estos días en los que se celebra la beatificación de la madre Carmen Rendiles”.

Añadió que este es un motivo de esperanza para el país en la situación difícil en que se encuentra. “Espero que a partir de este hecho se pueda recuperar la esperanza y se puedan buscar soluciones a los problemas de la nación”.