Niños del J. M. de los Ríos dependen de donativos para quimioterapias

**** Desde hace un año no abastecen de fármacos para combatir tipos de cáncer como la leucemia, denunciaron especialistas del hospital

Por JESÚS BARRETO

Un grupo de madres y padres de niños con leucemia pacientes del Hospital J. M. de los Ríos protestaron ayer frente al centro de salud para exigir la dotación de fármacos que les permitan completar sus ciclos de quimioterapias.

“Las quimioterapias llegan en muy poca cantidad y con retraso, este tratamiento no se puede parar. Un día sin quimioterapia les puede costar la vida a nuestros hijos”, indicó Geraldine Labrador, madre de uno de los niños, presente en la manifestación.

Especialistas del área de Hematología insisten en que desde hace un año las fallas en el suministro de la mayoría de las medicinas necesarias para tratar el cáncer se hicieron progresivas, al punto de que la existencia es irregular, escasa y tardía: “Hace 2 semanas llegaron solo 20 ampollas de una variedad de quimioterapia. Eso es insuficiente para la cantidad de pacientes. Solo suministran, y de forma irregular, Azacitidina, Metotrexate, Actinomicina; el resto se consigue por donaciones, de los mismos pacientes, vía redes sociales, de particulares o de quienes ya no están en tratamiento”.

La protesta, con la que también solicitaban el reacondicionamiento de las salas de quirófano y Emergencia, se prolongó por más de 45 minutos, hasta que fueron atendidos por Exavier Campos, viceministro de Hospitales y encargado de la dirección del J. M. de los Ríos.

Campos aseguró a los manifestantes, en una reunión en su despacho, que las interrupciones en el suministro de los fármacos se debían al bloqueo económico y descuido del personal de Hematología. “Lo que se va agotando se va trayendo. Muchas veces el personal no revisa la existencia, no se cercioran de si hay el medicamento antes de negarlo. Nosotros estamos haciendo un gran esfuerzo por mantener la dotación, pero hay un bloqueo económico que no los impide”, subrayó.

El director encargado reconoció, además, los retrasos en la culminación de las obras de reacondicionamiento y mantenimiento, que han llevado a que los niños sean atendidos en sitios improvisados, debido a un hueco en el área de quirófano que fue abierto hace un año y no ha sido reparado, y que la sala de Emergencia tenga mes y medio sin aire acondicionado.

También se refirió a la falta de reactivos y afirmó que pronto llegará un cargamento proveniente de Cuba: “Los reactivos que debían llegar por convenio China-Venezuela están varados por el bloqueo, pronto empezaremos a distribuir los reactivos cubanos para pruebas de VIH y otras”.

En el J. M. de los Ríos atienden, en promedio, 35 pacientes con leucemia aguda que, según cada caso, requieren hasta 2 ampollas por dosis para completar el ciclo, que no puede ser paralizado, pues implicaría el colapso del paciente, un deterioro de su calidad de vida o un avance de la enfermedad.