Navidades serán en blanco y negro (+Fotos)

    Foto: Mairet Chourio

 

Erick S. González Caldea 

La temporada decembrina comenzó oficialmente en el país el pasado 1 de noviembre, con el encendido de la Cruz del Ávila. A pesar de la tradición criolla, este año la compra de adornos y artilugios para decorar la casa no está entre las prioridades de los venezolanos, por el costo que implica.

Realmente decoramos porque tenemos un niño pequeño, porque si no evitaríamos comprar los adornos este año. Bueno, por lo menos los más costosos”, manifestó Maricarmen Jiménez, madre de un niño de 6 años de edad, quien se encontraba junto a su esposo en uno de los locales que vende adornos navideños en Las Mercedes, Caracas.

Los ánimos se ven muy bajos para el cierre de 2017. Las últimas elecciones regionales, sumado a la ola de protestas contra el gobierno en las que fallecieron más de 130 ciudadanos, le “apagaron” el espíritu navideño a más de uno.

En promedio, si una familia ambicionara decorar de cero su hogar tendría que gastar al menos 5 millones de bolívares, solamente al comprar un arbolito de 1.80 metros, un nacimiento, dos cascanueces y cuatro paquetes de bambalinas.

Para costearse los gastos de adornar un arbolito más el nacimiento, la familia venezolana debe gastar más o menos 15 sueldos mínimos (El salario integral, tomando en cuenta el bono de alimentación, pasó a ser de 456 mil bolívares, el pasado 1 de noviembre).

Un batallón. Las opciones de decoración para este año son escasas. Buscar modelos nuevos o tendencias para el cierre de 2017 parece una misión imposible, sobre todo, por el hecho de que muchos criollos prefieren no invertir gran parte de sus utilidades en “peroles”. Sin embargo, este diciembre la tendencia son colores metálicos en combinación con adornos de cristal o acrílico, cuyo precio varía desde 200 mil a 900 mil bolívares en las tiendas de Las Mercedes.

La batalla para comprar adornos en vez de ser contra otros compradores por un mejor, nuevo o brillante producto, este año será contra el bolsillo, que está “golpeado” por la inflación del país. Y, en la boca de muchos usuarios, va a paso ganador.

Un realero. Un arbolito artificial nuevo, de entre 1.80 y 2.20 metros de altura, cuesta más de 2 millones de bolívares en locales de Las Mercedes, Altamira y el Centro de Caracas. En comparación con los precios de 2016, el aumento fue de 1.808%.

Un nacimiento, típico en la tradición católica, puede costar entre 150 mil bolívares -en el Centro de Caracas- hasta 900 mil bolívares (este último con materiales como acrílico). La mayoría de los las figuras del Niño Jesús, Virgen María, San José y los Reyes Magos, hechas de cerámica tienen un costo menor a 400 mil bolívares.

Los adornos para la mesas, cojines y colgantes pueden encontrarse en tiendas del centro, Las Mercedes y Chacao, con un precio mayor a 50 mil bolívares. Las flores típicas de plástico, con un llamativo toque de escarcha, cuestan más de 30 mil bolívares la unidad.

Un cojín con la figura de San Nicolás tiene un precio aproximado de Bs 400 mil en adelante, por unidad. Los renos o muñecos de nieve de peluche pueden costar desde Bs 75 mil. Mientras que el costo de las luces navideñas superan los Bs 90 mil. En algunas tiendas del centro pueden encontrase en Bs 70 mil.

Sucesos 21/07/17

Sucesos 21/07/17

Fotos: Mairet Chourio