MADURO EL PRESIDENTE ANTIOBRERO

Isaías Márquez

La falacia compulsiva  y sarcásticadel ciudadano Nicolás Maduro Moros como presidente obrero, quien actúa, contrariamente, como patrono pésimo en situaciones  laborales,  en contravención a lo previsto en el Aertículo 89 CRBV, que cuyo numeral 1-,  consagra la progresividad de los derechos laborales, aparte de la violación Artículo 96 referente a contratación colectiva y la regresividad del salario a niveles tan ínfimos de poder adquisitivo que la inflación anula aun desde antes de anunciarse incremento del mismo, lo cual implica un desmejoramiento progresivo para el trabajador. Hasta el bono de alimentación, además de cualquier otro han pasado de complementar el salario a sustituirlo. Asimismo, el Capítulo I sobre Libertad Sindical LOT (355-366), el cual tergiversa y viola de manera muy acomodaticia, junto con los Art 243-245)  del Capítulo IV sobre la tutela de la libertad sindical, en la práctica o conducta antisindical del Reglamento LOT.

Incumplimientos que ahora le hacen acreedor a una Comisión de Encuesta (o Investigación) para Venezuela, que refleja la gravedad de las violaciones  de los Convenios que ha eatificado y la relevancia de dicho caso en el seno del oeganismo internacional, a los fines de recabar el mayor número de pruebas necesarias que le permitan, posteriormente, presentar el informe respectivo junto con sus recomendaciones.

Celeridad que refleja la gravedad de las violaciones de los Convenios ratificados por Venezuela y la relevancia de su caso.

Esta comisión busca que el gobierno convoque a los actores sociales  a un diálogo social auténtico y efectivo bajo las características que define la OIT: cese de la intimidación, respeto mutuo, establecimiento de una agenda  concertada de trabajo con cronograma de reuniones, objetivos y acciones puntuales.