Los Cyber’s ahora navegan hacia la extinción

Foto: Archivo

Moisés A Calderón

Desde su creación, el Internet logró tener gran repunte a nivel mundial y una influencia sobre la formación e integración de las personas, pasando a formar parte de la cotidianidad de cada individuo, al menos en gran parte de la población mundial.

La relación del Internet con respecto a Venezuela empezó a finales de los ‘90 cuando aparecieron los primeros “cyber-café”, sitios de esparcimiento social donde las personas podrían reunirse para conectarse a Internet y utilizar las redes sociales, realizar asignaciones estudiantiles o simplemente distraerse jugando en línea.

Era común observar jóvenes (generalmente estudiantes de secundaria) jugando al GTA San Andreas, disparándose unos con otros a través de juegos bélicos practicados en línea o estudiantes universitarios realizando sus actividades, valiéndose de la infinidad de información ofrecida en la red.

Infocentros nacionales. En el año 2001, el Gobierno oficializó el uso del Internet como “prioritario para el desarrollo, económico, social y político de la República Bolivariana de Venezuela”. Junto a esto, realizó una inversión total de 17 millardos de bolívares para inaugurar 240 Infocentros de Internet en todo el territorio nacional.

En el proyecto de creación, los Infocentros fueron definidos como “un lugar de encuentro ciudadano, un espacio de información e intercambio de conocimientos para el desarrollo individual y un lugar para resolver necesidades de información y comunicación sobre diferentes aspectos”.

Con la puesta en práctica de los Infocentros, el Gobierno apelaba por la inclusión de los sectores sociales de bajos recursos económicos y que no disponían de equipos necesarios para acceder a la web, así como para que los mismos accedieran de forma gratuita a los servicios de Internet.

Para el año 2004, luego de la tensa situación política que atravesara el país en los dos años anteriores, la cifra de estos centros se aumentó de 240 a 300.

Antecedentes históricos. La puesta en marcha de planes gubernamentales para fomentar el uso de la tecnología es relativamente reciente, debido a que la mayoría empezó a implementar dichas modalidades a finales del siglo XX y principios del actual.

En el año 2002 se estimaban cerca de 6.500 centros informativos en todo el continente americano. Algunos de estos eran llamados “Infocentros” como en Venezuela y El Salvador, mientras que en Colombia fue ‘Compartel’; en Ecuador se denominaron “Telecentros Polivalentes” y en Chile se les otorgó el nombre de “Red de Infocentros”.

En cuanto a los primeros datos en registros de acceso, Venezuela ocupó en el año 2003 el octavo lugar en toda Latinoamérica en lo que respecta a penetración de la sociedad al Internet, registrando 5.3%.

Ausencia de alternativas. Ante la actual imposibilidad de la clientela para costear servicios en los cyber’s del país, muchos dueños de estos negocios han cerrado sus puertas porque no consiguen sustento alguno que les genere un ingreso considerado.

Renny Velásquez, dueño de un local situado en la UD-5 de Caricuao indicó: “Debido a que la clientela no era suficiente, me vi obligado a cerrar las puertas de mi negocio. Era imposible recargar de tinta las impresoras y costear los gastos en otros equipos, aunque utilizaba el cobro por transferencia, la poca afluencia de clientes me llevó a cerrar al local. Es realmente triste, no tuve otra alternativa”.