La Eurocámara insta a Maduro a reconocer la crisis humanitaria

EFE
El Parlamento Europeo considera que la situación humanitaria en Venezuela es producto de la crisis política

Por AFP

El Parlamento europeo urgió al gobierno de Nicolás Maduro a que admita la crisis humanitaria actual en Venezuela, y permita el acceso de ayuda internacional con carácter de urgencia.

Por 455 votos a favor, 100 en contra y 28 abstenciones, los eurodiputados reunidos en Estrasburgo, Francia, expresan en una resolución su profunda consternación y su alarma ante la desoladora situación humanitaria de Venezuela.

“La Eurocámara exige que las autoridades venezolanas permitan con carácter de urgencia el acceso sin restricciones de ayuda humanitaria al país para prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública”, señala el texto.

Los eurodiputados aprobaron la resolución después de enviar, entre el 25 y el 30 de junio, dos delegaciones a Brasil y Colombia para evaluar la repercusión de la crisis sobre el terreno.

En la resolución se pide a la comunidad internacional, incluida la Unión Europea, que se establezca una respuesta coordinada y se intensifique la ayuda financiera. Los eurodiputados acogieron con satisfacción la asistencia humanitaria del bloque asignada hasta la fecha, pero reclaman que se liberen urgentemente más fondos de emergencia.

Consideraron encomiable la labor de protección de entidades públicas, privadas y de la Iglesia católica y ciudadanos particulares de la región, que han ayudado y demostrado su solidaridad a los refugiados y migrantes venezolanos. Alabaron, entre otros, a los gobiernos de Colombia, Brasil y en particular Perú por su accionar.

El Parlamento Europeo, que afirma que la crisis humanitaria actual es producto de una crisis política,  instó a Caracas a respetar todas las instituciones democráticamente elegidas, en especial a la Asamblea Nacional, y pidió la celebración de una nueva elección presidencial.

53 países denunciaron ante la ONU violaciones de DD HH

Durante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, representantes de Europa, Asia y América aseguraron que sienten preocupación por el impacto de la crisis económica y social en los derechos a la alimentación y a la salud en el país.

Un total de 53 países, entre ellos Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, Guatemala, Guayana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, las 28 naciones de la Unión Europea, 8 europeos no comunitarios y 5 Estados asiáticos, firmaron una declaración para denunciar la situación humanitaria que sufre Venezuela y las violaciones cometidas en el país.

Los delitos fueron registrados por la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la organización.

“Estamos muy preocupados por lo expuesto en el informe de la Oficina del Alto Comisionado que detalla asesinatos extrajudiciales, uso excesivo de la fuerza, arrestos arbitrarios, tortura, malos tratos y la falta de acceso a la justicia, así como la erosión del equilibrio de poderes”, dice la declaración.

Agregaron que sienten preocupación por el impacto de la crisis económica y social en los derechos a la alimentación y a la salud.

La declaración solicita al gobierno venezolano que acepte la asistencia humanitaria y coopere con los mecanismos de la Oficina del Alto Comisionado, quien ya pidió la implicación de la Corte Penal Internacional.