La Cocina y las Motos son mi forma de vida

Motero Gastronómico

 

Cuando el mundo que me rodea se vuelve demasiado fuerte, demasiado brillante, demasiado confuso y demasiado abrumador, necesito encontrar una manera de centrarme de nuevo. Ponerme una chaqueta de cuero, botas y casco me hace sentir seguro. Tengo una armadura que me protege del mundo exterior que no quiero dejar entrar pero sólo por un tiempo. Detrás de la visera cerrada en mi casco puedo ver el mundo, pero el mundo no puede ver adentro. Estoy seguro aquí. Veo el mundo avanzar, destellos de verde y moreno del campo, el reconfortante cielo azul que me rodea y el sol para calentar mi alma agotada. Siento que los problemas se derriten dejados atrás allá en alguna parte .me pierdo en otro reino que calma mi mente, siento fuerza, recupero mi poder personal y control sobre mis pensamientos así puedo encontrar mi camino de vuelta al mundo con una mente que se ha renovado. En ese momento cuando me quito la armadura no estoy listo para dejar completamente mi guardia abajo, pero puedo quitar mi casco para sentir la brisa cálida y suave del día alrededor de mí. entro a un recinto lleno de retos lleno de desafíos un lugar donde  expreso amor, donde a pesar de todo la vida es mucho más simple Ya no me siento incómodo, me siento agraciado, decidido es lugar es Mi Cocina. Aquí está mi destino, para estar libre y tranquilo en mi mente. Es el momento en que se fusionan dos pasiones, ambas forman parte de una suerte de ceremonia que se produce dentro de mí. Cada plato que creo es como aventurarse con un nuevo amor, es una entrega, es una constante re-interpretación de la vida, donde combinando, mezclando e innovando, trato de alcanzar el afecto de alguien que tiene el privilegio de sentir un poco de ese amor plasmado en platos, donde los olores, sabores y texturas nos despiertan recuerdos, momentos, amores, desamores y situaciones… Ahora estoy libre de los retos, de los sentidos abrumadores, del caos en mi mente… ahora es el momento

En teoría todo el mundo puede cocinar, sin embargo, para lograr la mezcla perfecta entre el amor y la gastronomía se requiere de un nivel de conciencia y compenetración. El mismo que necesitamos tras el volante de nuestras máquinas de dos ruedas En tanto como “una receta por sí misma no tiene alma, es tu trabajo dársela” (Michel Bras). Una moto no solo mueve los cuerpos, una moto es capaz de mover el alma. Esto se convierte en la máxima de quienes llevamos esta pasión dentro de nuestra alma.

La gastronomía está estrechamente ligada al turismo, y considero que es una herramienta indispensable para poder potenciar y desarrollar un turismo gastronómico sustentable, que sea considerado como una parte importante en los planes de desarrollo nacional y regional; Venezuela  es un país que lo tiene todo muchos apasionados al maravilloso mundo de dos ruedas, un clima envidiable, una gastronomía excelente y bien variada, un patrimonio cultural rico y un paisaje que cambia notablemente cada pocos kilómetros. De hecho, encontramos en Mérida uno de los principales destinos preferidos de muchos moto turistas del resto del país Descubrir y dar a conocer  las rutas más interesantes del país, mostrar esos parajes inolvidables que no vienen en las guías turísticas, disfrutar la gastronomía autóctona, conversar de la filosofía de vida y del espíritu nómada de los moteros… en definitiva, descubrir la cultura que hay alrededor del mundo de la moto y romper los clichés negativos dominantes, es el objetivo de estos escritos que estaremos haciendo llegar para ustedes desde Bike Stuff Magazine Venezuela En lo que respecta a la gastronomía tocaremos temas de interés a los moto turistas , lugares donde ir para disfrutar de buena cocina lugares emblemáticos conocer detalles de la ruta o personas para conocer, y lugares auténticos  Y tras la comida, el alojamiento, hospedajes de todo tipo y precio, pero singulares, con personalidad.

“Me convierto en una extensión de mi motocicleta, mezclándome en movimientos fluidos, el viento y la velocidad. Estoy siendo llevado rápidamente de todas las intensidades… dejado atrás en ese otro mundo. Los caminos sinuosos me liberan de los tormentos y las irritaciones, mis sentidos se encuentran tranquilos y enfocados en el aquí y ahora, y no hay lugar para las molestias”