LA AVIDEZ – Por Isaías A. Márquez Díaz

 

 

 

Es un comportamiento que desarrollamos las personas y se caracteriza por el deseo fuerte, intenso y desmedido  de poseer. Ansiosamente, algo, un bien, un dato, información, conocimiento, poder, entre otros, además de concretar algún objetivo, plan que se viene pensando y maquinando o por el que se viene preparando desde hace tiempo.

El deseo que despierta la avidez es tan pero tan intenso que incluso pudiera hacer que la persona quien lo experimente sea capaz de llevar a cabo acciones descabelladas, insólitas y hasta ilegales, de carácter totalitario, tal y como fuese con herr Hitler  “el Fhührer” (1933-1934), Lósif Stalin (1922-1952) y Benito Mussolini (1922-1943).

Y, muy anterior a todos ellos, el Imperio Romano (27 a de C- 476 d de C) de gobierno autocrático a manos de sus orondos emperadores: Nerón, Calígula, Augusto, Claudio, Tiberio, Adriano, Trajano, Domiciano, Marco Aurelio, Heliogábalo, Vespasiano, Caracalla y otros, quienes además  evidencian disfunciones endocrinas, aparte de Cayo Julio César, otro dictador romano.

Básicamente, las personas, de manera muy natural y, sin excepción, tenemos avidez por algo; es decir, se trata de una condición de todo humano y mortal, quien siempre se propone y plantea más y más durante la vida. Pero, cuando un gobernante o líder actúa por ideologías retardatorias –caso Venezuela y otros países tercermundistas, surgen las situaciones  de orden público como las  que tenemos desde el 1/4 a todo lo largo y ancho de la “patria”  con saldo considerable de muertos (116), heridos (4000) y detenidos (3000), en reacción al rechazo hacia una ANC, con miras a sojuzgarnos, sobremanera. Y, en solidaridad con la fiscal Ortega Díaz por sus cifras estadísticas sobre la inseguridad y decisiones del TSJ, más la aplicación de los Art 333 y 350 CRBV.

La avaricia y la codicia son, sin lugar a dudas, desencadenantes de la avidez.

La avaricia se entiende como un afán totalmente desordenado y extremo que una persona ofrece, llevándole a reunir la mayor cantidad de bienes materiales y atesorarlos, cuya práctica el gobierno madurochavista ejecuta mediante las expropiaciones.

isaimar@gmail.com