Hiperinflación en Venezuela

Por: Marcos Paul Márquez Moreno

La hiperinflación es el aumento de los precios a niveles muy altos, de esta manera el dinero pierde capacidad de cumplir con sus tres funciones  básicas: ser un medio de pago, depósito de valor y unidad de cuenta, lo que trae como consecuencia pobreza y disminución acelerada del nivel de vida. Las hiperinflaciones se generan cuando los bancos centrales tienen un déficit fiscal (gastan más del dinero que les ingresa), entonces si no pueden financiar el déficit a través de la deuda son proclives a imprimir dinero más rápidamente de lo que crece la producción de bienes y servicios, cuando este patrón sigue aumentando las economías se enfrentan a procesos de hiperinflación. El financiamiento del déficit por medio de la impresión de dinero se conoce como monetización del déficit.

Ahora bien, como el comportamiento de los agentes económicos responden a expectativas,  no corregir el problema económico aumenta la tendencia de creer, que en el periodo siguiente habrá mas inflación y el efecto se convierte en una espiral que hace crecer aún más el nivel de precios. La solución exige corregir las causas que originaron esta situación.

Las causas de la hiperinflación en Venezuela no han sido diferentes a las ideas planteadas anteriormente, al no existir independencia por parte del Banco Central de Venezuela,  este ha tenido como costumbre financiar las empresas públicas del Estado, teniendo como resultado una mayor disponibilidad de bolívares que buscan adquirir cada vez más bienes y servicios, pero la producción de estos se ha ido reduciendo como consecuencia de la caída de las importaciones y el control de precios que, al afectar los márgenes de beneficios disminuyen la producción interna.

A su vez el Estado cada vez cuenta con menos recursos por parte de la recaudación tributaria por la caída de la actividad económica, la caída de los precios del petróleo y la producción petrolera, sumado a la inexistencia de acceso al crédito internacional por la percepción de riesgo y las sanciones impuestas por Estados Unidos, ante esta situación las autoridades han optado por el mecanismo de monetización del déficit, aumentando así los niveles de pobreza y desigualdad en el país.

Es necesario para afrontar la hiperinflación que las autoridades ejecuten un plan creíble y se restablezca la independencia y autonomía del Banco Central de Venezuela, sanear las finanzas públicas, emprender un plan de estabilización y sobretodo reactivar la producción en la economía, para eso es necesario eliminar el control de cambio y de precios, eliminar subsidios ineficientes, rescatar Pdvsa y sus funciones y obtener apoyo financiero internacional.

Estudiante del Noveno Semestre de Economía en la FACES-ULA.