¿Hay algo qué ocultar en la economía venezolana? – Carla Andreina Oviedo Pernia*

 

 

Carla Andreina Oviedo Pernia*

 

Cuando se habla de opacidad se hace referencia a la falta de claridad y transparencia especialmente en gestiones públicas, en las estadísticas e indicadores que son parte de la economía y permiten revelar el estado en el cual se encuentra un país.

Desde hace dos años se ha observado una opacidad de información en cuanto a las cifras macroeconómicas bajo la responsabilidad del Banco Central de Venezuela (BCV). Dada la realidad monetaria y financiera que vive el país, el BCV junto al Ministerio de Finanzas, el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Ministerio de Educación y el Ministerio de Salud continúan con la práctica de no proveer información a los ciudadanos, ya que no es conveniente para el gobierno dar información acerca de los registros y parámetros que explican el estado de la economía, la salud, la educación, la alimentación, la pobreza y la calidad de vida de los venezolanos. Este comportamiento institucional tan particular indica que solo importan las estadísticas que favorecen la gestión gubernamental y no interesan los datos que van en contra de las decisiones de las autoridades.

En tal sentido, parece que el venezolano no se ha dado cuenta de la importancia que tiene el ocultamiento de la información estadística por parte de los organismos públicos. Es muy grave para la sociedad no conocer índices de inflación, para las empresas no saber la evolución de los precios de los productos, para el ciudadano desconocer cómo ha cambiado el desempleo, la pobreza, la producción nacional y las relaciones comerciales del país con el resto del mundo.

En estos momentos urge al país una respuesta acerca de por qué se oculta la información  estadística. Todos los venezolanos tenemos derecho al acceso a información cuantitativa que permita evaluar la gestión gubernamental, tomar decisiones y conocer de manera precisa la situación económica de Venezuela. Tener información de la cantidad de dólares que ingresan al país por concepto de exportaciones petroleras, montos de importaciones, comportamiento del Producto Interno Bruto, situación de las finanzas públicas, nivel de pobreza nacional, inflación, escasez de productos básicos, entre otros indicadores claves, constituye la mejor manera de generar conciencia acerca de la situación nacional y permite generar las alternativas de acción para cambiar la difícil realidad que estamos viviendo.

 

* Estudiante del Noveno Semestre de Economía en la FACES-ULA

Twitter   carla_oviedo
Instagram  @oviedocarla