Gobierno deberá desembolsar 2 billones de bolívares en aguinaldos a los pensionados

Cortesía Diario La Voz

Caraota Digital

El Gobierno deberá desembolsar en los próximos días la suma de 2,02 billones de bolívares para cancelar los 3 meses de aguinaldos y el “bono de guerra” que prometió a los 3,1 millones de pensionados del Instituto Nacional de los Seguros Sociales (IVSS), anunció El Nacional en su titular principal de este 6 de noviembre.

Dicho diario a su vez se pregunta si las agencias bancarias tendrán el suficiente efectivo en sus agencias para pagar. si así lo solicita el pensionado.

“Fuentes del sector financiero que solicitaron no mencionar sus nombres indicaron que deben cumplir la orden de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) de darles a los pensionados la suma que soliciten”, revela la publicación.

Sin embargo, destacaron que el pago de esos tres meses de aguinaldos agudizará el problema de la escasez de efectivo en el país, porque no hay suficientes billetes y se requiere 23,8 millones de unidades para cubrir la demanda, y solo hay en circulación 14,13 millardos de piezas del nuevo y del antiguo cono monetario.

No obstante, algunos pensionados en las colas de los bancos expresaron que esa medida no se cumple. “Fui a cobrar la pensión al tercer día que comenzaron a pagarla y el banco solo me dio 20.000 bolívares”, dijo Gladys Díaz, de 68 años de edad.

En este contexto, una de las fuentes financieras explicó que las agencias pueden entregar efectivo incluso por la totalidad de la pensión más el bono, pero solo en los primero dos días que es cuando regularmente la mayoría de los pensionados acude a retirar su dinero con su libreta de ahorros.

De los 3,1 millones de pensionados, 80% detenta libreta de ahorros y 20% tarjetas de débito. Beneficiarios de este último grupo denunciaron que tienen las mismas limitaciones en las agencias bancarias y los cajeros electrónicos, que el resto de los usuarios para conseguir el efectivo.

Los pensionados esperan que los aguinaldos sean cancelados en la misma forma que 2016: dos meses en noviembre y el restante a comienzos de diciembre. “Si hay atraso en el pago, esa plata no va alcanzar para nada porque los precios de los remedios y la comida suben todos los días”, manifestó Jesús González, de 72 años de edad.