antalya escort

Escasez de gasolina tocará nivel histórico en 2018

En los últimos meses las colas en las estaciones de servicio han predominado. (Foto: Archivo)
Yasmín Ojeda / Maracaibo / yojeda@laverdad.com
Gandolas y buques están parados por falta de combustible para trasportar la producción de PDVSA. Iván Freites, secretario sindical, advierte la necesidad de recuperar la producción para responder a la demanda. Estima un inicio de año con más “problemas” que soluciones por las condiciones financieras y baja refinación

Finaliza el año con “problemas de gasolina” y se acerca un 2018 con “crisis severa y de paralización” por la falta de producción de combustibles. No son pronósticos negativos es una realidad. Con cotejar la distribución con los inventarios en las plantas de refinación que operan al 20 por ciento de la capacidad más las dos instalaciones paralizadas: Puerto La Cruz y El Palito, están los hechos.

Iván Freites, secretario del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la Federación de Trabajadores Petroleros de Venezuela, alerta que la colocación de 300 mil barriles diarios importados de gasolina lubricantes, gasoil y derivados son ineficientes, y no se prevé aumentar a corto plazo con más importaciones por las limitaciones de liquidez en dólares que tiene PDVSA.

Las alarmas de que vienen días de “más crisis” se encendieron cuando gandolas de PDVSA no salieron del Centro de Refinación de Paraguaná por falta de gasoil en unidades que debían distribuir los carburantes a las estaciones de servicios.

Freites señaló que hay gandolas fuera de servicios, sin repuestos, sin cauchos y ahora sin combustible. De las dos mil 100, hay mil 400 paralizadas por insumos, y el resto por carburantes. Están sin posibilidad de agilizar las operaciones porque “no hay inventarios” y las plantas de refinación están paralizadas, a baja capacidad.

La producción de crudo ronda los 1,6 millones de barriles diarios, por debajo de los 1,8 MBD de la oferta registrada a octubre en Venezuela por OPEP, según fuentes secundarias de la organización.

En el informe de comisario de PDVSA a 2016 ya se apuntaba una disminución en la producción nacional para el mercado interno. 80 MBD desaparecieron del procesamiento de combustibles líquidos, lo que representó 16 por ciento menos en un año. De 507 MBD cayó a 427 MBD con alarmantes bajas en: gasolina, gasoil. De 314 MBD bajaron a 273 MBD.

Las ventas de la petrolera registraron inclinación en el sector aviación, de 9 MBD a siete, industrial y eléctrico de 169 MBD a 137. “El total de ventas representa una disminución del 34 por ciento con respecto al plan original, referido en la Gaceta Extraordinaria 6.261, de fecha 6 de octubre de 2016”.

Freites advierte que “si piensan en traer más (gasolina importada) esta semana no va a solucionar el problema. Hay un problema estructural no es coyuntural. Hay que recuperar la producción del país. Esos 300 mil barriles importados duran para unas horas y luego qué”, cuestiona.

La espiral de escasez toca al sector del transporte público, aeropuertos, puertos, plantas termoeléctricas, industria de alimentos que necesitan carburantes, aceites y gasoil para sus unidades, maquinarias y equipos.

La propia PDVSA en el informe precisa las causas, pero desde las perspectivas de las ventas: “Bajo nivel de utilización de las refinerías, lo cual trae como consecuencia una disminución en los volúmenes dispuestos al mercado interno”.

Cambios en el patrón de consumo, “inventarios críticos en plantas de distribución de combustible a partir del tercer trimestre de año (2016), lo que implicó realizar ajustes de su programación de acuerdo a la disponibilidad de producto existente”.