Entre 2017 y 2018 han fallecido 252 neonatos en el Hospital Universitario de Mérida

Jade Delgado

**** En lo que va de año 75  neonatos han fallecido en el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) de la ciudad de Mérida, algunos por infecciones nosocomiales, otros  por hacinamiento y diversas causas, informó este viernes Janaika Machado, jefa del servicio de Neonatología.

Recordó que  el pasado año se registraron 177 muertes de bebés para un total de 252 decesos entre 2017 y 2018. La galena aseguró que las pérdidas del pasado año en su  mayoría apuntaron a  infecciones nosocomiales, “seguimos teniendo hacinamiento porque mandan niños de todo el estado”. Acotó que recientemente lograron abrir “a medias” la unidad de mezclas para preparar hidrataciones y han disminuido las infecciones intrahospitalarias.

Explicó Machado  que la unidad neonatal tiene capacidad para atender 28 recién nacidos, sin embargo, dijo que hay un hacinamiento de 53 bebés, de ellos, muchos con soporte de ventiladores propensos a averiarse, “no tenemos tubos endotraqueales ni los insumos básicos; laringoscopio, bombillos para los equipos y dar la atención a un recién nacido”, dijo.

Denunció además, que no cuentan con personal de guardia para los fines de semana dejando espacio para que nuevamente se presenten las infecciones, “no tenemos Jeicos, no tenemos soluciones, no tenemos ni la leche materna y la institución no tiene formula desde hace 3 años para alimentar a los bebés, nos las vemos negras para atenderlos a todos”, lamentó.

Finalizó que es la única  unidad neonatal  que está en riesgo en todo el estado. “Realmente tenemos crisis desde hace mucho tiempo, desde la directiva han hecho un trabajo para que la gente se acerque a traer donaciones porque  trabajamos con las uñas”. Agregó  que todo niño que ingresa o nace en  Hospital Universitario tiene riesgo de fallecer, “nosotros incrementamos ese riesgo cuando no tenemos en tiempo oportuno lo que necesita el niño para su asistencia médica”, señaló.

En las instalaciones de P-28, algunas madres y padres denunciaron que por las noches hay poco personal para atender la cantidad de niños que nacen en el principal centro asistencial del occidente del país.