En condiciones paupérrimas traen al mundo a los bebés en el Domingo Luciani (+Fotos)

Foto/CaraotaDigital

Vanessa Rivas

La muerte de recién nacidos en condiciones extrañas, ha sido una de las denuncias más recurrentes en el hospital Domingo Luciani. Recientemente la pérdida de tres pares de gemelos a escasas horas de su nacimiento, consternó a toda la comunidad, y hay quienes alegaron que podría tratarse de una infección en el área neonatal del recinto hospitalario.

Una fuente que pidió proteger su identidad, hizo llegar a Caraota Digital, una serie de fotografías que muestran el deterioro de las áreas de sala de parto y cuidados neonatales del centro asistencial. Las filtraciones protagonizan los espacios, no cuentan con agua suficiente para los lavados correspondientes de los equipos, y los fines de semana el servicio está ausente por completo.

Si se presentara alguna emergencia con uno de los neonatos, no cuentan con banco de sangre, desde hace menos de una semana colocaron un letrero en la puerta que dice: “No hay atención hasta nuevo aviso”. La falta de reactivos se suma a esta problemática.

No hay antibióticos para combatir los principales gérmenes o bacterias, y mucho menos los especiales para pacientes hospitalizados. El laboratorio no funciona desde hace aproximadamente 2 años. Quienes decidan dar a luz en el Luciani deberán llevar desde pañales hasta yelcos o vías.

Los diferentes espacios no son mantenidos higiénicamente como corresponden. Los trabajadores no cuentan con cloro, ni jabón, y tampoco desinfectantes de manera consecuente; lo que trae como consecuencia el deterioro e infección.

En el mes de enero el hermetismo se apoderó de los pasillos del hospital Domingo Luciani, tras la muerte de tres pares de gemelos, incluyendo los nietos del periodista Juan José Ojeda, quienes fallecieron por falta de incubadoras. La fuente consultada, informó a Caraota Digital que en los otros dos casos las causas de muerte fueron por una infección, que se agravó por no haber capacidad en las terapias neonatales. El último caso fue el pasado lunes en horas de la noche.