Eliminan a tres hampones de la banda “Los Motonetas” en Trujillo

Andrea Briceño

MéridaDigital

Los tres criminales tenían su vida fuera de los límites de la ley en las zonas que rodean al municipio Pampán, estos no eran del lugar, pero trasladaron su rutina delictiva a dicha jurisdicción. Ante ello, los pobladores, cansados de ser víctimas de sus delitos, los denunciaron a las autoridades. La FAPET respondió y abatió a los tres en un cerrado intercambio de disparos

Gracias a múltiples denuncias la FAPET y tras semanas realizando trabajos dieron con el paradero de los criminales, lograron localizarlos y fulminarlos, el Servicio de Investigación Penal del Estado Trujillo comandada por un equipo de funcionarios sumidos en el caso, se trasladó a la parte alta del sector San Antonio de la parroquia y municipio Pampán y aguardando afueras de una vivienda hasta dar con los bandidos.

En el cerrado intercambio de disparos, los tres malhechores resultaron heridos, fueron trasladados de emergencia al Centro de Diagnóstico Integral de la localidad, donde fallecieron a los pocos minutos de haber ingresado.

Al lugar de los hechos se desplazó una comisión de la División del Eje contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la Subdelegación Valera; allí los detectives colectaron varios casquillos de bala de diferentes calibres, como también las armas de fuego utilizadas por los sujetos.

Los occisos, presuntos miembros de la banda delictiva conocida como “Los Motonetas”, fueron identificados como: Richard José Dávila (29) y Arnaldo José Paredes (25). El tercer fallecido se trata de un adolescente, pero no se encuentra identificado..

Dávila, Paredes y el adolescente residían en La Cejita, cerca del cementerio de la zona. El primero posee un expediente policial; el segundo tres, aunque se desconocen los delitos. A “Los Motonetas” se les vincula con crímenes tales como extorsión, cobro de vacuna y secuestro, sus integrantes operan en los municipios San Rafael de Carvajal, Motatán y Valera.