El sobrino homicida del doctor Levy Mago

Agencias

Alejandro Bracho

Fue el propio sobrino del doctor Levy Mago, quien además de planificar el robo  a su tío, fue partícipe en el homicidio del director del Hospital Coromoto, perpetrado  en la noche del jueves 1 de marzo.

Así lo confirmaron ayer fuentes del Cicpc al ser consultados sobre las investigaciones del impactante caso. Se trata de Jesús Miguel Campos Mago, de 24 años, a quien detuvieron agentes del Cicpc la noche del lunes en el barrio Cecilia Coello, al oeste de Maracaibo, sitio donde vivía.

Un día después del homicidio de Levy Mago, una comisión mixta  de efectivos policiales ubicó a uno de los criminales, Helisaúl Montiel Briceño, alias “Toro Mocho” , de 35 años, quien resultó abatido en el barrio Cuatricentenario a menos de 48 horas de la muerte.

Sin embargo, las investigaciones no cesaron ya que se dijo que habían otros dos delincuentes involucrados en el crimen.

“Se pudo determinar que este sobrino de la víctima, Jesús Campos Mago, tiene participación directa en el homicidio del médico y además planificó el crimen semanas antes del hecho”, dijo un vocero del Cicpc que coordinó las investigaciones.

Luego de varios allanamientos hechos por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc, al sobrino de la víctima lo encontraron al oeste de Maracaibo en el barrio Cecilia Coello, parroquia Venancio Pulgar, donde fue detenido.

Detectives del  Cicpc precisaron, además,  que Jesús Campos se aprovechó de su condición de sobrino de la víctima para poder ingresar a la vivienda del médico.

El día del crimen, los detectives notaron que los delincuentes no habían forzado ninguna puerta de la vivienda, tampoco ventanas y el cerco eléctrico estaba intacto.

“Campos quería apoderarse de unos dólares en efectivo y prendas que tenía el médico. Mago tenía planificado viajar fuera el país. Esa noche, el sobrino llegó a la casa,  tocó la puerta y cuando se le abrió, lo sometieron”, dijo la fuente en referencia a Campos, el “Toro Mocho” y el otro delincuente.

La policía científica confirmó también que los homicidas entraron a la casa después de las 11:00 de la noche, aprovechándose además de un corte eléctrico que había en el sector.

Los vecinos escucharon unos gritos, y alguien llamó al celular del doctor Mago. Al parecer, contestó uno de los delincuentes, haciéndose pasar por el médico, que aseguraba que todo estaba bien y que él se encontraba en un velorio en la Costa Oriental, según se conoció por medio de vecinos de la urbanización Mara Norte.

“Estamos en la búsqueda del otro involucrado en el crimen. Está plenamente identificado, sin embargo, no podemos revelar su identidad hasta que sea también capturado”, informó un jefe del Cicpc.

El asesinato del director del Coromoto se conoció el viernes 2 de marzo y causó conmoción entre sus colegas del Hospital Coromoto, así como de otros centros asistenciales.

Autoridades civiles del estado Zulia, que conocieron al médico traumatólogo, manifestaron su pesar por la muerte del doctor Mago y repudiaron el crimen. Lo propio hizo el Colegio de Médicos a través de un comunicado.

Levy Antonio  Mago Rodríguez  se graduó de médico cirujano en 1986 y desde entonces dedicó su vida a la medicina.

Sus restos fueron velados en la capilla San Alfonso en el sector Primero de Mayo en Maracaibo y fue sepultado en el cementerio El Edén.