“El Leo” asesinó a oficial hace siete meses en Trujillo

Andrea Briceño

MéridaDigital

Leonardo Castellano Isarra, alias “El Leo” fue abatido por una comisión mixta de la Policía Científica el martes en territorio merideño. Este se encontraba con “El Capino”, segundo al mando de la pandilla de “El Cagón”.

La noche del viernes 11 de agosto del año pasado, cuatro sujetos se desplazaban en un vehículo robado, como respuesta al crimen los oficiales de la Estación Policial 2.4 de Escuque realizaron un dispositivo de seguridad para dar con el automóvil.

Entre el grupo de funcionarios que ejecutó la acción, se encontraba Miguel Ángel Bastidas, de 31 años. La comisión divisó el vehículo en la vía principal de La Cabaña. Bastidas, en labor de su trabajo, le pidió al conductor del Malibú se bajara, al igual que sus acompañantes, para realizar una inspección. En el proceso, uno de los individuos se apoderó de manera forzosa del arma de reglamento del oficial Bastidas y lo mató de un disparo en la cabeza.

Ante tal crimen, Castellano huyó a Agua Santa, municipio Miranda, para luego desplazarse al sector La Piedra, municipio Libertador del estado Mérida. Escapando así de la justicia trujillana.

La acción fue ejecutada por una comisión mixta del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de las Subdelegaciones Valera y Mérida la noche de este martes en el sector La Piedra vía El Chama del municipio Libertador, ya en territorio merideño.

Junto a él, se encontraba uno de los sujetos más buscados en territorio trujillano, José Gregorio Araujo Calderón (34), alias “El Capino. De manera oficial, fuentes oficiales sumergidas en el caso, detallaron que José Gregorio Araujo Calderón (34), “El Capino” era el segundo al mando de la sanguinaria y temida banda de “El Cagón”, clan delictivo con más de una década infligiendo muerte y zozobra en los municipios Andrés Bello, Bolívar, La Ceiba, Miranda, Sucre del estado Trujillo, como también en el municipio Baralt del estado Zulia.