El humor se pone a prueba en la crisis

Foto: Cortesía

Moisés A Calderón Abridora

Un día sin reír es un día perdido”, frase célebre del recordado actor y humorista inglés Charles Chaplin, quien nos recuerda que para enfrentar la vida y las circunstancias con una mejor perspectiva, es necesario que el humor forme parte de nuestra cotidianidad.

Este 26 de abril se celebra el Día Internacional del Humor, conmemorando este importante atributo que todos debemos tener como un modo de afrontar o ‘enjuiciar’ la realidad, por muy cruda que sea en ocasiones, de manera jocosa, risueña y mirando las situaciones siempre desde el aspecto positivo.

Uno de los pensamientos más populares del Libertador Simón Bolívar es ‘Un ser sin estudios es un ser incompleto’, sin embargo, los venezolanos adaptamos dicho concepto según nuestro propio ideal y molde, al afirmar con tono bromista ‘Un venezolano sin humor es un venezolano incompleto’.

La ‘chispa’, energía y el amplio sentido humorístico que caracteriza al venezolano ha llevado a que seamos la cuna de grandes comediantes reconocidos internacionalmente.

Luis ‘Moncho’ Martínez, George Harris, Emilio Lovera y Laureano Márquez son solo una pequeña cuota de grandes humoristas criollos que destacan en el extranjero y resaltan el buen sentido del humor venezolano del que tanto se habla fuera de nuestras fronteras.

Resaltar la felicidad por encima de las circunstancias negativas conduce a las personas a un mejor estilo de vida. Quizá el pueblo venezolano solo esté atravesando esta difícil situación para verificar el nivel de ingenio humorista que tiene cada uno de nosotros.

Sin embargo, se hace inevitable mencionar todas las consecuencias negativas que esta difícil realidad está trayendo consigo. Ese ciudadano que antes destacaba por su buen sentido del humor, se está volviendo una especie humana automatizada a la seriedad y dejando de lado este importante elemento.

La agudización de la crisis conllevó al venezolano a volverse inmune poco a poco a la felicidad plena y a apartar el humor de nuestras vidas, sin embargo, y como mensaje de esperanza, aun quedan algunos ‘focos’ que conservan este importante componente y significan la sobrevivencia de ‘uno de los mejores humores latinoamericanos’.

El humor en los venezolanos (claro está, los que aun lo conservan plenamente), es utilizado como un elemento ‘disuasivo’ para dejar de lado, al menos temporalmente, todo lo malo que pueda estar sucediendo en el país.

Reír para no llorar. Basta con transitar por la calle y escucharemos comentarios relacionados con la coyuntura que atraviesa la nación, pero vistos desde una perspectiva ‘positiva’ y ‘jocosa’.
“¿Tu como estás siguiendo la dieta de Maduro?”, comentario referente a la delgadez que presentan algunas personas por la delicada situación en adquisición de alimentos.

El sociólogo Yandy Oliva explicó: “Nosotros los venezolanos siempre hemos sido fuertes ante las situaciones adversas, es totalmente común que saquemos un chiste hasta en el peor de los momentos. El humor es visto como una salida o ruta de escape a todo este desastre sobre el que estamos viviendo”.

Asimismo, indicó que “a pesar del buen humor que muchos siguen teniendo, los niveles de estrés, angustia y ansiedad han ido en aumento durante los últimos años”. Olivo aseveró: “En el factor familiar incide mucho este problema, por ejemplo, si el hijo mayor de una pareja decidió irse del país, esto podría traer consigo consecuencias psicológicas a sus allegados que podrían ser graves, como por ejemplo la ansiedad o la depresión y ante estos dos problemas, no hay buen humor que valga”.

El humor y las redes. Las redes sociales en Venezuela tienen una gran influencia sobre el sentido del humor del venezolano común. Por ejemplo, los conocidos ‘memes’ retumban algunos sitios web como Facebook y Twitter con comentarios irónicos relacionados al acontecer nacional o con enunciados burlistas hacia figuras de la palestra pública venezolana.

Yandy Olivo afirmó que “en el siglo XXI, al menos aquí en Venezuela las redes junto con el sentido del humor constituyen la salida o distracción para las personas.

Por otro lado, la comediante Verónica Gómez mejor conocida como ‘La Vero Gómez’ asegura que “el humor nos salva devivir en una miseria absoluta de espíritu”.

Beneficios de la risa. Entre tantas cosas positivas que nos provee el humor y la acción de reír, no solo está la retroalimentación del espíritu y el bienestar mental al no tener (al menos temporalmente) preocupación alguna en nuestro ser.

Diversos expertos científicos en todo el mundo han asegurado que cuando reímos diariamente reducimos la presión sanguínea y de forma paralela disminuimos los riegos de ataques fulminantes al corazón. También reducimos el nivel de estrés hormonal, fortaleciendo el sistema inmune.

Las personas que padezcan de dolores crónicos, con la risa tienen la capacidad de liberar endorfinas, que son una especie de analgésicos naturales que tenemos en el cuerpo y nos ayudarán a sentirnos mejor, tanto emocional como físicamente.

Además, la risa es el ejercicio abdominal más divertido, si, aunque suene increíble cuando nos reímos estimulamos, fortalecemos y tonificamos el abdomen bajo y medio, entonces ¿Quién necesita de un gimnasio cuando solo se necesita reír?.

El humor también permite a las personas que el ambiente de trabajo al cual pertenezcan se vuelva más “llevadero”, esto lo afirman muchos científicos sociales y expertos en recursos humanos, quienes indican que con un buen clima de trabajo permite que la organización sea mejor aprovechada y por ende, más productiva.

Una de las tantas cosas que nos identifica como seres humanos es la aplicación del humor inteligente lleno de raciocinio.

La censura del humor. Sin embargo, en cuanto a ‘libertad de expresión se refiere’, uno de los capítulos más resaltantes de esta novela protagonizada por el humor y la censura, fue la salida del aire del programa Chataing TV, transmitido por Televen.

El ‘stand’ conformado por Luis Chataing (reconocido comediante y opositor), José Guzmán, Manuel Silva y Led Varela salió de programación en 2014 luego de denunciar “presión política” por parte del Gobierno nacional.

En el programa, Chataing y sus compañeros se mofaban del Gobierno y realizaban comentarios sarcásticos relacionados con el mismo. Cuando sucedió, las redes sociales estallaron y recriminaron al oficialismo la represión a la libertad de expresión en el país.

Una de las frases dichas por el comediante Laureano Márquez (quizá uno de los más respetados en el país) el año pasado, resaltando la importancia del sentido del humor en nuestras vidas, dice así: “El humor es un arma que tiene el ser humano para momentos de extrema dificultad y sobre todo en la ausencia de libertad”.

El humor político en Venezuela tiene una histórica tradición de contradecir y burlar a los Gobiernos de turno, sin embargo, el mismo fue perdiendo espacio paulatinamente en los últimos años.

Algunos aseguran que la razón principal de la “pérdida del humor político” es la intencionalidad del Gobierno de silenciar o censurar a todos aquellos que difieran de su ideología (caso de Chataing TV)

Ranking de felicidad. El humor y la felicidad representan una de las parejas más fundamentales y de mayor relevancia en cada uno de nosotros, ambos se relacionan porque sencillamente uno significa el complemento del otro.

Dicho esto, todo viene a resumirse a un concepto paralelo: ‘Sin humor no tendremos felicidad y sin felicidad no tendremos sentido del humor’.

Con motivo del Día de la Felicidad, en marzo pasado, se reveló el ranking de los países más felices en todo el mundo, donde Venezuela ingresó en el Top 20 de los más ‘risueños’ en toda Latinoamérica. Sin embargo, con respecto al ámbito mundial no les fue del todo bien, puesto que ni siquiera se encuentran posicionados dentro del centenar de naciones con una felicidad plena, quedando ubicado por detrás de sus pares sudamericanos como Perú, Bolivia y Paraguay.

El ranking se encarga de evaluar por cada país, seis variables claves que están vinculadas con el bienestar de las personas y su relación con el sentido del humor, estas son: ingresos económicos, libertad, confianza, apoyo social, generosidad y esperanza de vida saludable.

Todos estos ‘items’ van tomados de la mano con el sentido de la humor que desarrollen las personas, debido a que cuando falta alguno de estos, afecta a la felicidad de las personas y con lo dicho anteriormente, también se afectará el humor.

Comedia en vivo. Las presentaciones de ‘Stand up comedy’ o ‘Comedia en vivo’ son una de las mejores alternativas para intensificar nuestro sentido del humor.

De hecho, el ‘Stand up’ es donde muchos comediantes venezolanos se están dando a conocer tanto nacional como internacionalmente, tales son los casos de Víctor “Nanutria” Medina, Laureano Márquez, Jean Mary Curró, George Harris y Daniel González.

Al asistir a este tipo de eventos, el público presente dejará de lado quizá uno de los días más difíciles y se enfoque en estos pocos minutos de entretenimiento y diversión, que ayudarán a fomentar su felicidad y el buen sentido del humor.

Laureano Márquez, politólogo yhumorista venezolano indicó hace cuatro años en una entrevista que “todo aquel que asegure entender Venezuela, debe ir al psicólogo porque tiene serios problemas de la cabeza” y que “la única arma de defensa que le quedaba el venezolano es el humor”.

Finalmente, cabe resaltar que el humor posee tanta importancia que incluso muchos investigadores lograron definir teorías en torno al mismo, como el filósofo inglés Thomas Hobbes, quien estableció la ‘Teoría de la superioridad del humor’, destacando que la risa es sinónimo del alta autoestima y de la vanagloria.