DE EISENHOWER A TRUMP, CUBA Y VENENEZUELA

Isaías A. Márquez Díaz

Eisenhower, quien preside los Estados Unidos durante dos períodos, desde 1953 hasta 1961, antes de culminar su mandato, Rachy Camagüey, en 10/1960, impone un embargo comercial, económico y financiero de EEUU contra Cuba, justo cuando el Che Guevara funge como presidente del Banco Nacional de Cuba,  posición que ocupa desde 11/ 1959, cuando el Consejo de Ministros del Gobierno Revolucionario acuerda designarle para ese cargo.

Tal nombramiento provoca reacciones adversas, tanto en Cuba como a escala internacional ya que al Che, médico de profesión,  le sería difícil el desempeño de una labor eficaz en esas funciones tan importantes para el país; los grupos reaccionarios son quienes más rechazan la presencia del comandante Guevara al frente de dicha institución, porque están concientes de que él con la firmeza que le es característica, haría todo cuanto estuviese a su alcance para defender los intereses de Cuba y su Revolución. Año inicial del proceso revolucionario  la economía, cuando los recursos financieros del país constituyen  arma esencial  que la reacción, que busca  itilizar para desencadenar ataques contra Cuba; En efecto, se hace  de importancia capital que al frente de dicha institución  estuviese un hombre de confianza plena , capaz de controlar la fuga de divisas y afrontar con decisión otros asuntos, tales como los grandes capitales en poder  de elementos reaccionarios , dentro y fuera del país, a objeto de evitar acciones contrarrevolucionarias.

Por su labor tan eficiente, en 2/1961 le designan ministro de Industrias.

El bloqueo  o embargo impuesto obedece a  las expropiaciones de bienes pertenecientes a ciudadanos y empresas estadounidenses en la isla, tras la Revolución. Aunque de inicio excluye alimentación y medicinas. Pero, durante 2/1962 EEUU (Kennedy) endurece las medidas por unos 56 años más y el bloqueo se radicaliza, para el cual se solicita reconsideración ya que la URSS ha expirado.

Hoy día, por ambiciones del madurismo, así como por la ineptitud de una oposición, bufa y desacreditada, nos hallamos al umbral de un evento análogo al de Cuba por aquél entonces, pues Trump, tras las elecciones presidenciales del dom 20/5, prohíbe, a todo estadounidense, realizar transacciones con el gobierno de Venezuela y PDVSA, aviso claro y diáfano de un bloqueo tipo cubano al ya descrito.