Conoce cómo coronaron a la Virgen en 1942

 

ÍTALA LIENDO LUZARDO

Y amaneció el gran día. Miércoles 18 de noviembre de 1942. Era un   festivo muy especial. A la tradicional misa en honor a la Chinita se le sumaba un hecho histórico:   la Reliquia   sería coronada canónicamente como Patrona  del Zulia.  Desde hacía días, en PANORAMA los negocios ofrecían a la venta sus mejores prendas de vestir para que los devotos acudieran a la ceremonia con trajes y vestidos nuevos.

Largas colas, frente a la vidriera del comercio JR Villas, cerca de la calle Colón, se habían visto el 30 de octubre pues en exhibición estuvo la corona de la Chinita. La expectativa era grande.

Ni oro ni pedrería se compró para hacer la corona. Todo fue donado.

 

 

A la misa vino el presidente de la época, el general Isaías Medina Angarita. El ferry Catatumbo lo trajo. En Maracaibo, sede del Tercer Congreso Mariano Nacional, habían  arribado representantes de la cúpula eclesiástica y vino a despedirse del Zulia monseñor Arturo Celestino Álvarez.

El acto se desarrolló en La Ciega. Fue el padre Antonio María Soto quien   logró que monseñor Arturo Celestino Álvarez se dirigiera al Vaticano solicitando que la Imagen fuera coronada, hecho que  se concedió el 26 de julio de 1917.  Luego, en 1921, se puso al frente de  la Corporación   para la Coronación de la  Chiquinquirá.

Ese 18 de noviembre los zulianos cantaron por primera vez el Gloria a Ti, el himno de la Chinita.

El Acta Notarial de la Coronación da cuenta que  la imagen del Niño fue coronada primero. “Así como por nuestras manos eres coronada en la Tierra, así merezcamos ser coronados de gloria y de honor por Cristo en el Cielo”, se escuchó en La Ciega. A las 7:30 pm, la Reliquia fue llevada   a su Basílica, cerrando así Maracaibo “la más brillante página en los anales de la Iglesia venezolana con la fastuosa celebración de las festividades de la coronación canónica”, reseñó este Diario al día siguiente.