antalya escort

Cómo ahorrar sin sacrificarte – Por Edith Gómez

 

 

 

El ahorro es fundamental en la vida, especialmente si deseamos tener independencia financiera. No obstante, para muchas personas esto parece algo difícil de lograr. Por ello, hoy queremos demostrarte que en realidad es más sencillo de lo que piensas.

Generalmente, comenzamos un plan de ahorro cuando deseamos comprar alguna cosa en específico y no contamos con el dinero al momento, o bien cuando nos hayamos trazado algún propósito, tal como viajar, terminar de cancelar una deuda, o reunir lo necesario para emprender en algún negocio.

Sin embargo, pese a estas situaciones particulares, siempre es bueno contar con dinero ahorrado, especialmente si deseamos poder cubrir gastos que puedan presentarse de improvisto.

Uno de los pasos principales para poder empezar a ahorrar, es comprender la importancia del ahorro. Concederle la relevancia que merece este asunto hará que cambies tu perspectiva sobre tu dinero.

No es necesario angustiarnos preguntándonos millones de veces cómo podemos ahorrar, porque la verdad es que la respuesta es más sencilla de lo que pensamos, y podemos ponerlo en práctica de manera inmediata, visualizando incluso resultados a corto plazo.

Emprender un plan de ahorro exitoso requiere la mayoría de las veces cambiar nuestra perspectiva sobre el dinero. Pues, usualmente tendemos a vivir monetariamente en círculos. Es decir, apenas recibimos el dinero, lo gastamos de inmediato, sin destinara nada para el ahorro.

También suele pasar que empezamos a realizar compras sin tener realmente el dinero para tales fines, luego, es evidente que lo que podremos obtener a cambio serán deudas, y de hecho, pagando muchas veces más, a razón de los intereses.

La sensación de que el dinero no es suficiente, o no basta, se debe muchas veces a ese factor, a que no hemos empezado a ahorrar verdaderamente. Pues, el principio del ahorro en realidad es que debemos convertirlo en un hábito, y luego las cosas serán mucho más sencillas.

A continuación, queremos compartir contigo pequeños pasos para que empieces a crear el hábito del ahorro y puedas disfrutar, junto a tu familia de todos los beneficios que este provee.

Aplicar los consejos que te daremos a conocer, te permitirá manejar mejor tus finanzas y afrontar tus proyectos a futuro:

  • Identifica en qué gastas tus dinero: para poder iniciar un plan de ahorros es indispensable detectar en qué cosas gastas tu dinero. A partir de allí podrás también responderte por qué sientes que el dinero no te es suficiente, o cuáles gastos son más necesarios que otros. En este punto es imprescindible dedicar el tiempo necesario para crear una lista en la cual se puedan visualizar todos los egresos que se tienen mensualmente, incluyendo los gastos más fuertes, los servicios, e incluso los gastos mínimos, tales como la taza de café, la compra del diario matutino, entre otros. En este punto puede ser de gran ayuda el haber reunido varias facturas para poder recordar los gastos al momento de plasmarlos al papel y establecer comparaciones.
  • Elabora una lista: de todos los gastos que debes hacer al mes, pero la idea es que la lista sea principalmente de alimentos, y que te apegues a esa lista. Pues, cuando salimos de compras sin una lista, sin prioridades establecidas, cualquier gasto puede presentarse. Por ello, para empezar a tener la disciplina necesaria para crear el hábito del ahorro, es indispensable obedecer a dicha lista y no hacer gastos imprevistos, sino ajustarse a ella.
  • Ahorra en los servicios: especialmente en el servicio de la electricidad. Para ello, recuerda apagar las luces cuando salgas de casa, o cuando estés en ella pero no las necesites, abre las ventanas, disfruta la luz solar. Si estás en una habitación, puedes prescindir de otras luces. Los aparatos que no estés utilizando puedes desconectarlos, y por supuesto, es importante que adquieras bombillas ahorradoras. En la telefonía también puedes ahorrar, pues, en lugar de gastar mucho dinero en llamadas pagas, puedes optar por otras alternativas, tales como las llamadas por Skype, Viber, Tango, entre otros. De hecho, muchas aplicaciones para la comunicación, ya tienen desarrolladas estas funciones de llamadas. Utiliza las llamadas de tu teléfono sólo en casos estrictos.
  • Dale buen uso a las tarjetas de crédito: es decir, trata de hacer las compras que puedan ajustarse a tus entradas, sin comprometer el dinero que aún no tienes. Evade las deudas lo más que puedas. Y si ya las tienes, establece un plan con fechas contempladas para pagarlas. Sin un control, esta herramienta puede convertirse en un problema, en lugar de una solución financiera.
  • Cambia tu estilo alimenticio: es decir, puedes cambiar de menú y pedir uno más económico, cuando no te sea posible comer en casa. O, también puedes reunirte con tus amistades en casa, y evitar salir a sitios en los cuales sabes que gastarás mucho dinero. Después de todo, compartir es lo más importante.

Al principio, tal vez creas que esto es difícil, pero debes tener en mente que una vez que conviertas el ahorro en un hábito, será mucho más fácil. Pues, la solidez financiera se fundamenta en la capacidad ahorrativa, y esta requiere de disciplina.

 

edith@gananci.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *