antalya escort

Catedráticos: La crisis en Venezuela está acabando con las universidades autónomas

El catedrático Oscar Machado

La crisis en Venezuela está acabando con la academia, con las universidades autónomas y con la comunidad universitaria, aseguraron los catedráticos Oscar Marchado, Miguel Grau y Manuel Silva Córdova, los dos primeros ex decanos del núcleo Bolívar de la Universidad de Oriente (UDO), y el segundo, exsecretario rectoral.

Nota de prensa

Los catedráticos plantearon con preocupación, no sólo de manera particular la situación de la UDO, sino del resto de las casas de estudios superiores, y la manera progresiva como se está destruyendo la academia en Venezuela.

El profesor y ex decano, entre los años 1989-1992, Oscar Marchado, aseguró que “la universidad sin sus profesores y estudiantes es como un hospital sin pacientes y sin médicos”.

Lamentó, que en el caso de la UDO, como otras universidades, se esté quedando sin profesores, que han decidido emigrar hacía otros países en busca de una mejor calidad de vida. “Muchos profesionales en todas las especialidades, en su mayoría jóvenes, están abandonado el país, con sus conocimientos y talento, dejando vacías, y sin profesores, las universidades”, dijo.

La Universidad tiene que ir evolucionando de manera progresiva, dijo. Pero, agregó que la crisis de Venezuela ha condenado al abandono a la academia.

“Vemos con preocupación que en las universidades, como consecuencia de los problemas presupuestarios, la investigación y la academia se vayan acabando de manera progresiva”, afirmó.

Siempre ha sido marginada

El ex director de la Escuela de Ciencias de la Salud, y ex jefe de psiquiatría, y también ex decano del núcleo, doctor Miguel Grau, coincidió en destacar como las limitaciones presupuestarias han incidido en la continuación y desarrollo de áreas tan importantes e indispensables como la investigación.

“Ha sido muy cuestionada la acción del gobierno hacia la UDO al privarla de suficientes recursos presupuestarios”, añadió el catedrático.

Todo esto ocurre, dijo, hacia una de las universidades que más población estudiantil tiene, y de donde han egresado millones de profesionales, no sólo para el Oriente, sino para todo el país.

El abandono que ha sufrido la UDO no ha sido exclusivo de este gobierno de la revolución bolivariano, sino también de los anteriores de la cuarta república, recalcó este ex decano del núcleo Bolívar.

Esgrimió la falta de un auditorio, aulas espaciosas, áreas acorde a la cantidad de estudiantes, incluso de vigilantes. “La Udo ha sido marginada, incluso saqueada. Prácticamente se ha permitido a que la saqueen por la falta de suficiente vigilancia”, fustigó.

En este sentido, explicó como el Estado tiene la responsabilidad de brindar seguridad policial a la Universidad, por ser la cumbre más alta y, la cuna de la academia y enseñanza de millones de jóvenes.

Universidad pionera

La apreciación del ex secretario del Rectorado, y profesor titular jubilado, Manuel Silva Córdova, no es muy diferente a la de los ex decanos, consideró que la UDO a pesar de todas las transformaciones y situaciones que ha pasado sigue siendo una de las más importantes universidades nacionales del país.

Silva confía en que la Universidad salga a flote, y siga siendo la pionera en la enseñanza universitaria a través de sus egresados que son reconocidos mundialmente. “Nuestros egresados siempre fueron los primeros en ser seleccionados para cualquier postgrado o especialidad a nivel internacional”, señaló.

A pesar de las adversidades y limitaciones presupuestarias, la Universidad de Oriente (UDO) siempre será la Casa Más Alta, y seguirá enalteciendo la academia a través de cada uno de sus egresados desplegados por el mundo. (CM/Yafi)