Carlos Paparoni denunció que leche distribuida en las cajas Clap incumplen normas venezolanas

El dirigente de Primero Justicia y diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Paparoni, ofreció una rueda de prensa para exponer la investigación que se ha venido realizando desde el Parlamento y algunos portales digitales, donde denuncian que las ocho marcas de leche distribuidas por el gobierno nacional a través de las cajas Clap y que son importadas desde México, incumplen con las normas internacionales, mexicanas y venezolanas; igualmente viola el artículo 305 de la Constitución.

Nota de prensa

El parlamentario cuestionó que el gobierno importe leche, que son bajas en proteína, calcio y altas en carbohidrato y sodio. “Esto viola el artículo 305 de nuestra Constitución, donde habla de la soberanía y seguridad alimentaria y que esto va a depender de los que nosotros produzcamos en nuestro país. Esto es un nuevo delito donde el gobierno está apostando más al negocio, la corrupción y la exportación en vez de enfocarse en la solución de nuestra crisis que es la producción nacional”.

Paparoni denunció que las madres se ven obligadas a darles a sus hijos estos alimentos distribuidos por los Clap, sin saber que incumple con reglamentos y no alimentan. Asimismo señaló que con un vaso de leche producida en Venezuela “hecha con trabajo venezolano, con producción nacional, usted necesitaría para que su hijo reciba la misma alimentación de esa leche que estamos haciendo en el país, 41 vasos de leche, de una leche que el gobierno nos dice que es la solución pero que está incurriendo en algunos delitos”, sentenció el parlamentario.

Asimismo indicó que las otras marcas de leche como: Kosland se necesitaría 24.8 vasos de leche al día para poder alimentarse, así como Mac Leche 41.3 vasos, igualmente la marca Suprema 14 vasos, Vitalmic 17 vasos, Soy Más 14, Pre Milk 13 y Rancho Nuevo 22 vasos de leche para dar la misma cantidad de nutrientes que daría dos vasos de leche con la producción de nuestro país.

El parlamentario electo por el estado Mérida destacó que se está incumpliendo con normas tanto mexicanas como venezolanas, así como las normas del Instituto Nacional de Nutrición que señala que la porción de carbohidrato contenido en cada vaso de leche debe ser igual a 38 gramos. Además indicó que las leches importadas contienen el doble de sodio recomendado en las leches en polvo hechas en el país y son tóxicas para los venezolanos.

Cifras que demuestra la incapacidad del gobierno

Carlos Paparoni, Indicó que la empresa DAI, que produce algunas de las marcas de leche, tiene su sede en Nuevo León, México, con su certificación para exportar hacia Venezuela a partir del 15 de mayo de 2017; su representante Jaime García, se ha negado en hacer comentarios con respecto a las investigaciones del Parlamento y diversos medios de comunicación venezolanos y Mexicanos, “estamos viendo que esta empresa está produciendo una leche, que uno de los delitos es que su composición química no es la misma que dice en el empaque, el estudio que realizó el Instituto de Nutrición de la Universidad Central de Venezuela señala que debería tener 26 gramos de proteína por cada 100 gramos y apenas contiene 8.79 gramos”.

Asimismo dijo que 27 millones de venezolanos no tienen suficientes ingresos para alimentarse, 7 de cada 10 venezolanos no saben si conseguirán la comida necesaria para llevar a su hogar, en el 63% de los hogares, al menos uno de los adultos ha dejado de comer para darle esa alimentación a los niños y 19 venezolanos declaran que al menos una vez en el último mes le tocó acostarse con hambre porque no tenía comida, igualmente señaló que 2 millones 828 mil jóvenes dejan de ir a clase por los problemas de protestas, transporte y carencia de alimentos, así como 3 de cada 4 niños dejan de ir a clase en los sectores más populares por la misma razón.

Finalmente, Paparoni manifestó que seguirán haciendo investigaciones en otros productos que vienen en las cajas Clap y ratificó que la única salida a la crisis alimentaria que se vive en el país es reactivando la producción nacional.