Baterías “baratas” no bajan de 850 mil bolos (+Fotos)

Foto: Luis Rojas Ponce

Luis Rojas Ponce

La inflación que existe en Venezuela también “se subió” a los carros y adquirir una batería para un vehículo cuesta 1.000% más que hace un año.

En un recorrido realizado por Diario 2001 en algunos comercios de autopartes de la ciudad capital, se pudo conocer que al drama de los altos costos, se le une el peregrinaje que criollos deben realizar para comprar el equipo.

Los precios de una batería pueden variar y dependen del comercio. La autoparte de 650 amperios cuesta Bs 853.440. Una de 700 amperios tiene un costo de Bs 884.688. Una de 800 amperios se cotiza desde Bs 973.056 y una de 1.100 amperios tiene un precio de Bs 1.176.560.

La batería que hoy se cotiza en Bs 853.440 en 2016 tenía un costo de Bs 79.520, lo que representa un aumento de 1073% en un año.

Yoleida López, de 52 años, contó que en los últimos días su batería ha presentado fallas, así que decidió asistir al Servicentro Duncan, ubicado en La California, municipio Sucre, en donde el costo -según López- es mucho más económico que en el mercado negro.

Costos Baterias de Carro (9)

Foto: Luis Rojas Ponce

“Mi esposo compró una batería para una de nuestras camionetas aproximadamente hace un mes y le costó Bs 980 mil. Para esta otra camioneta el costo debe ser de Bs mil a 1.200. Con todo y eso, sigue siendo más económica”, expresó López.

Por su parte, José González, administrador de 63 años, aseguró que aún no tiene ni idea del precio de su batería y mucho menos sí se encontraba en el establecimiento.

La Duncan comienza a laborar a partir de las 8:00 am y cierra a las 5:00 pm. Las colas de los usuarios comienzan a las 6:30 am, y ponen los carros uno tras otros como forma de marcar su lugar. Eso lo hacen hasta el mediodía, y en la tarde se repite el procedimiento.

Costos Baterias de Carro (8)

Foto: Luis Rojas Ponce

Diariamente venden entre 50 y 60 baterías a pesar de la queja de los usuarios, quienes aseguran que la semana pasada y la anterior estaban más baratas.

A escasos metros se encuentra otro establecimiento de la Duncan bajo los mismos parámetros que el anterior. Sin embargo, en él se hallan a los usuarios con sus baterías en las manos en espera de ser llamado para la compra de dicho producto.