Ante la deuda del Ejecutivo regional docentes en Mérida plantean recibir pago con alimentos

Foto: Jade Delgado

Jade Delgado

****El  presidente del sindicato de Trabajadores de la Educación del Estado Mérida (Sinditem), Máximo Briceño, denunció este jueves  la deuda atrasada por el Ejecutivo regional a los docentes regionales, a su juicio, la situación es grave y podrían paralizarse por 72 horas, “estamos dispuestos a recibir alimentos por el pago de la deuda pendiente”, dijo.

Señaló la idea de que autobuses los recojan en sus residencias y los trasladen a sus sitios de trabajo  para ahorrar el dinero de pasajes, “ porque ni efectivo hay”,  sin embargo, aclaró que de no ocurrir una conversación sensata entre el mandatario regional y el gremio docente se podría presentar un paro técnico en las instituciones educativas estadales.

En ese sentido, el representante sindical aseveró que entregarán en las próximas horas un escrito  a las autoridades,  “se decidió en reunión entregar un documento el miércoles 18 de abril al señor Gobernador Ramón Guevara, se plantearán puntos importantes  para que dé  respuesta a los pagos desde diciembre hasta la fecha, y las bonificaciones aprobadas a nivel nacional, en segundo lugar, que explique los recursos disponibles para el pago de la convención colectiva y la propuesta que tiene para cancelar”, agregó Briceño.,

El sindicalista, también denunció que existe “un amor”, entre algunos dirigentes sindicales y el actual director estadal de educación, Luis Loiza Rincón, porque no protestan por la problemática actual,  “tenemos que decirle con mucha propiedad, si una persona es elegida para un cargo y demuestra ineptitud debe ser destituida”, apuntó, señaló que el actual dirigente es especialista en ciencias políticas y se dedicó a hacer política y no resolver desde la praxis los problemas del magisterio.

Renuncia de profesores

Maximo Briceño, también se refirió al porcentaje de docentes que han renunciado y están de año sabático, explicó que la cifra sobrepasa  el 30%,  “piden permisos no remunerados y algunos no regresan, si regresan lo hacen con las tablas en la cabeza”. Asimismo precisó  que se debe solventar la situación educativa, “si a un docente se le deterioraran los zapatos se quedara sin calzado, un sueldo  no aguanta”, finalizó.