Analistas: Un 20% del Registro Electoral pudo haber salido del país

CNE / Archivo

Yesibeth Rincón

De los 19.504.106 venezolanos que conforman el Registro Electoral, apenas el 0,5% (101.687 personas) votan en el extranjero, la cifra es irrisoria en comparación con la cantidad de venezolanos que decidieron emigrar.

Hasta hace unos años los electores foráneos no eran determinantes en un proceso comicial, e incluso, el Consejo Nacional Electoral daba los resultados sin esperar los números de las embajadas, que eran añadidos horas después en la página web del ente.

Pero la diáspora venezolana observada desde 2012 para acá refleja unos números alarmantes. Se estima que al menos 4 millones de conciudadanos se han dispersado por todo el mundo, un grueso de ellos en Latinoamérica, lo que representa el 20,5% del padrón actual, pero que además estando fuera no tienen derecho a voto al menos que regresen.

“La cifra ronda los 4 millones de personas. Un fenómeno que se observó durante el chavismo inicial como una emigración política, es decir, por persecución, riesgo de encarcelamiento, pero desde 2012 para acá es más que todo una emigración por razones económicas, por sobrevivencia, y tanto el que se fue por razones políticas como aquel que se fue por hambre, por falta de medicinas o de oportunidades de trabajo, también se siente mal y es otro voto de oposición. Es decir, que el dejar o no votar a los que están en el exterior es una decisión capital”, intervino el director de Datanálisis, José Antonio Gil Yépes.

Una medición de Consultores 21 hecha hasta el último trimestre del año pasado reveló que eran 4.091.717 los venezolanos que habitaban en el exterior.  De acuerdo a las proyecciones del Laboratorio Internacional de Migraciones de la Universidad Simón Bolívar solo en 2017 se fueron del país 2,5 millones de venezolanos y estiman que en 2018 el número de migrantes llegará a 3,2 millones de ciudadanos, la cifra que maneja Consultores 21 es mucho mayor.

Jesús Seguías, presidente de Datincorp, agregó, por su parte, que se han marchado del país, según cálculos establecidos por algunas ONG, 2 millones 800 mil personas, sin embargo, el último estudio de ésta firma determinó que “el 59% de los hogares venezolanos, que son 7 millones 600 mil aproximadamente, de esa cifra de hogares 4 millones 500 mil manifestó que al menos un miembro de la familia como mínimo se ha ido del país, lo que significaría que estaríamos ante una cifra mucho más grande de la estimada originalmente de personas que se han ido, en su mayoría jóvenes y opositores”.

“Estos opositores estando en el exterior de forma irregular, hasta ahora no tienen posibilidades de votar a menos que regresen. Esto está incrementando la abstención opositora de una manera enorme, y pesó mucho en las elecciones regionales y municipales”, añadió Seguías.

Los venezolanos emigrantes deben acudir a las embajadas y consulados  para hacer su inscripción. “El RE está abierto, pero no lo publicitan porque al Gobierno no le interesa que esa gente vote”, manifestó Gil Yépes.

Roberto Abdul, presidente de la ONG Súmate,  añadió que todos los venezolanos tienen derecho a votar en el exterior, pero solo un poco más de 100 mil están facultados porque los demás deben hacer cambio de residencia, tal como lo establece la Ley de Registro Civil.

Opinión que comparte el abogado José Enrique Molina Vega, quien argumenta que la principal razón por la que no pueden votar es porque no están inscritos, para lo que tienen que registrarse en los consulados y embajadas y solicitar el cambio de habitación. “No debería importar en absoluto si esas personas están legales o no en cada uno de los países, lo que ocurre es que la inmensa mayoría no ha ido a inscribirse. Podrá haber un número alto de ilegales pero aquellos que ya son residentes no han ido a cambiarse y siguen votando en Venezuela”.

Sin embargo, a decir de Lester Toledo, dirigente de Voluntad Popular en el exterior, los ciudadanos no han actualizado sus datos porque van a los consulados y la información que reciben es que el RE no ha sido abierto. “No es cierto que estén inscribiendo, la gente va y les dicen que no hay inscripciones”, dijo.

Lo que afectará de manera importante el voto opositor, como explicó Seguías. Si se compara los números de 2015 en cuyas parlamentarias la MUD obtuvo 7.726.066 votos (112 curules), y el oficialismo 5.622.844 (55 curules), la diferencia entre uno u otro sector fue de 2 millones 103 mil 222 votos, mucho menos de la cantidad de votantes que se estima ya salieron del país.

Para la MUD la votación parlamentaria de 2015 ha sido la más alta lograda hasta ahora, en 2013 obtuvo 7.363.980, 362 mil 086 votos menos en una elección presidencial. Además se enfrenta a la cifra de 8.089.329 de votantes que acudieron a las urnas el 30 de julio para elegir la Constituyente, unos comicios a los que el chavismo fue solo, sin adversario, y aunque la oposición pone en duda esos resultados lo cierto es que su votación mermó considerablemente en los dos últimos procesos de 2017.