Al menos 40 militares venezolanos detenidos en lo que va de 2018, dice Foro Penal

Miembros del ejército venezolano desfilan durante una ceremonia de honor militar para el reelegido presidente venezolano, Nicolás Maduro, en Caracas el 24 de mayo de 2018. / AFP PHOTO / Juan BARRETO

EFE

Al menos 40 militares han sido detenidos en Venezuela durante los primeros cinco meses de este 2018 por delitos contra el decoro militar, rebelión, traición a la patria y motín, informó hoy la ONG Foro Penal venezolano, que indicó que en estos últimos días es cuando se han registrado mayores detenciones.

“Solamente desde el 1 de enero al 24 de mayo (de este año) estamos hablando de 40 militares detenidos, verificados con nombre y apellido”, dijo el director vicepresidente del Foro Penal, Gonzalo Himiob, en una rueda de prensa al señalar que hay un total de “70 presos políticos militares” desde 2014.

Indicó que este año “se ha caracterizado” por las detenciones de militares, que aseguró, no se justifican “desde el punto de vista probatorio real”.

Por su parte, el director ejecutivo de la ONG, Alfredo Romero, indicó que circula información de que hay “más de 60 militares detenidos” en la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM), pero que hasta el momento no han podido verificarlo.

“Hay que ver si eso es cierto o no y verificarlo, pero se habla de un número importante de detenidos allí”, insistió.

El pasado miércoles, el diputado opositor y expresidente del Parlamento venezolano Julio Borges dijo que en la última semana fueron apresados más de 200 oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por “rebelión” en medio de la situación de crisis que atraviesa el país.

Este jueves, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó que varios militares pretendían participar en una “conspiración” para impedir las elecciones presidenciales del pasado domingo, en las que fue reelegido con más de seis millones de votos.

Aseguró que esta supuesta “conspiración” estaba “financiada y dirigida desde Colombia y alentada y promovida desde el Gobierno de EE.UU. para dividir” a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

El recién electo presidente indicó que este movimiento se ha ido “desmembrando” y que “están convictos y confesos todos los responsables de haberse vendido y haberse entregado a los traidores”.

Ante esto, ordenó al alto mando militar que la FANB firmar un documento de “lealtad” para “llevar a fondo un proceso de remoralización, de reactivación de los valores morales e ideológicos, conceptuales, de cada oficial”.