Aguas de Mérida activó plan de contingencia para surtir de agua la zona norte

 

Los constantes apagones que se han producido en la ciudad de Mérida y de los cuales el gobierno nacional aún no ha emitido pronunciamiento alguno, han comprometido los sistemas eléctricos de las bombas que funcionan en las plantas de distribución de Aguas de Mérida ubicadas en la zona norte del municipio Libertador, razón por la cual el servicio de agua potable se ha visto interrumpido en varios sectores.

La Hoyada de Milla, San Benito, La Arboleda, Santa María, El Amparo, La Milagrosa, Los Chorros de Milla y La Hechicera, son los lugares en los cuales el servicio de agua se ha interrumpido y en los que la empresa distribuidora de aguas en la ciudad, se está encargando de surtir el vital líquido a través del servicio de camiones cisterna.

Henry Dávila, presidente de Aguas de Mérida encabezó una asamblea realizada la tarde del sábado 10 de marzo en los espacios del Parque Beethoven, en la urbanización Santa María, donde los vecinos que asistieron explicaron al funcionario sus requerimientos y este, explicó cómo las fallas eléctricas han dañado los equipos de bombeo.

El llamado plan de contingencia comenzó la mañana del domingo 11 de marzo por la urbanización La Arboleda, y se mantendrá entre tanto los técnicos hidráulicos y eléctricos no solventen las fallas, trabajo que les ha comprometido las 24 horas del día, aseguró Dávila.

El presidente de Aguas de Mérida advirtió que la limitante para prestar el servicio es la disponibilidad de los camiones cisterna, los mismos que se llevarán con la prontitud que se requiere a los sectores necesitados, esperando que en las próximas horas se logre solventar los problemas y poder así presurizar la tubería para regularizar el servicio en la zona norte de la ciudad.

 

Prensa OCI