Agoniza quinceañera tras tropezar con un cable de alta tensión

 

 

 

Desvió su mirada unos segundos y ahora su vida depende de un milagro. Estefani Hernández, de 15 años, agoniza con 80 por ciento de su cuerpo quemado en el Hospital Coromoto tras tropezar accidentalmente con un cable de alta tensión en el techo de su casa, en el sector Arismendi de Maracaibo.

La familia comentó a los doctores que la adolescente subió a la placa de su vivienda para lavar el tanque de agua, aprovechó para mover los cables de internet. En ese momento vio llegar a su madre y quiso saludarla y tocó con su cuerpo la guaya.
El corrientazo la lanzó al piso.

Su madre y sus vecinos la auxiliaron. Ingresó en la tarde de ayer en la emergencia del Hospital Chiquinquirá. Allí se mantuvo hasta que aceptaron su ingreso en el Coromoto.

Estefani presentó quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro y sus extremidades. La energía eléctrica le abrió un hueco en uno de sus pies. Su condición de salud es delicada.

 

Cactus24