8 errores comunes al empezar tu propia tienda online – Por Edith Gómez

 

 

Empezar un negocio online siempre es algo emocionante para la vida de cualquier emprendedor. Tener tu propia tienda de comercio online es una increíble oportunidad para ganar algo de dinero, pero hay muchos errores que puedes cometer, especialmente cuando eres nuevo en el comercio electrónico y no tienes mucha experiencia.

Es verdad que siempre puedes aprender de tus errores. Pero supongo que también estarás de acuerdo en que es mejor no cometerlos al principio y estar bien en tu camino al éxito.

Puedes ver cómo iniciar un negocio sin saber nada de negocios en Gananci.

Aquí están 8 errores comunes que debes evitar al empezar tu propia tienda online:

 

  1. No tener un plan de negocio

Un plan de negocio te ayuda a entender de qué se trata tu tienda online. No puedes complacer a todo el mundo, así que es mejor entender cuál es tu público objetivo, quiénes serán atraídos por tus productos y promocionarlos a ellos.

No pienses que necesitas un plan demasiado formal que contenga varias páginas. Simplemente determina quién es tu cliente, qué estás vendiéndoles, cuánto están dispuestos a pagar, cómo será tu flujo de caja y cuánto durará.

Teniendo estos puntos básicos en su lugar, aumentarán tus probabilidades de triunfar.

 

  1. Tener un hosting web malo

En Internet, el tiempo es dinero, y tener un sitio web que falle significa perder ganancias. Tus clientes pueden comprar en cualquier hora del día. Si es de noche en tu país, tu cliente puede estar al otro lado del mundo y comprando en la mañana o en la tarde. Obviamente querrán un sitio web que funcione correctamente.

Para asegurarte que tu tienda está alojada en un hosting web de confianza, investiga antes de comprometerte con un proveedor. Lo último que deseas es que tu tráfico web caiga por una interrupción del sitio.

 

  1. No tener un buen servicio al cliente

Aunque estés vendiendo en la web y no veas a tus clientes cara a cara, eso no quiere decir que tu servicio al cliente no deba ser de primer nivel. En realidad, tu servicio al cliente debe ser mucho mejor que en una tienda normal, ya que en una tienda online las transacciones requieren confianza y una buena reputación de la tienda.

Un buen servicio al cliente quiere decir que tienes tu información de contacto correctamente mostrada, así tus clientes siempre pueden hacerte llegar cualquier pregunta o queja. Un número de teléfono y correo es necesario.

 

  1. No investigar la competencia

No puedes tener una tienda online si no sabes quiénes son tus mayores competidores. Esto puede traer muchos problemas. Puedes tener un precio muy alto para el mercado si tu competidor vende casi lo mismo pero mucho más barato. O si es al revés, los productos de tu competidor pueden ser percibidos de mayor valor.

Saber esto antes de abrir tu tienda online te ayudará mucho, así también puedes planear tu estrategia de marketing sobre lo que está haciendo tu competencia.

 

  1. Hacer todo para ahorrar dinero

Se entiende que quieras hacer todo por ti mismo cuando estás empezando, pero eso solo debe ser hasta cierto punto. Si estás haciendo todo por ti mismo, estás cometiendo un gran error.

En lugar de eso, usa el poder de delegar, lo cual es muy fácil en la web. Hay varios sitios donde puedes contratar diferentes servicios a bajo costo. Cuando te liberas de ciertas tareas, te puedes enfocar en los aspectos importantes de tu negocio.

 

  1. Fallar al desarrollar tu propuesta única de valor

¿Qué es la propuesta única de valor? Es el beneficio real o percibido de tu producto que te diferencia de la competencia. Es crucial definirla antes de empezar tu tienda online.

Con tantas tiendas online en la red, cada una diciendo ser mejor que la otra, tienes que diferenciarte del resto. Esto puedes hacerlo desarrollando una propuesta única de valor. Puede ser dar descuentos, entregas gratis, etc. Debes tomarte tu tiempo y pensar muy bien acerca de esto.

 

  1. Contratar la gente equivocada

No puedes hacer todo tú solo, así que debes contratar gente para hacer tareas menos importantes. Sin embargo, los problemas pueden empezar si contratas alguien que no entiende tu visión o no entiende de qué va el negocio.

Cuando te das cuenta, tienes que despedirlo pero es tiempo perdido. Deberás asegurarte que las personas que contrates sean tan apasionadas sobre el comercio online como lo eres tú.

 

  1. Subestimar el trabajo y esfuerzo requerido

No subestimes cuánto trabajo y esfuerzo deberás invertir en tu nuevo negocio, especialmente si estás intentando hacerlo desde cero. El balance entre tu vida y el trabajo va a ser algo inexistente cuando recién empieces, pero está bien.

Para evitar ser parte de las estadísticas, deberás hacer mucho para que funcione. Esto quiere decir trabajar varios días, incluso fines de semana. Si amas tu sueño y quieres tener éxito, deberás hacer esto hasta que tu negocio se mantenga por sí solo.

Es difícil empezar cualquier negocio, incluso la mayoría fracasa en sus primeros años. Pero ahora que sabes los errores que debes evitar, tus oportunidades pueden incrementar. Esperamos que hayas aprendido algo de esta lista, así que manos a la obra y a trabajar para conseguir el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *